Los obstáculos que han impedido el regreso del hombre a la Luna

Los obstáculos que han impedido el regreso del hombre a la Luna

Redacción

El interés en visitar nuevamente la Luna va en aumento. Astronautas y empresarios han afirmado que llegar al satélite podría resultar beneficioso para la evolución en la Tierra, e incluso para la economía. Pero son varios los obstáculos a los que se enfrentan, lo que ha hecho que, a pesar de los argumentos, ninguna persona haya visitado la Luna en más de 45 años.

Chris Hadfield, un antiguo astronauta de la NASA, comentó a Business Insider que, para él, el próximo paso lógico es construir una estación de investigación en la Luna. Esa instalación podría ser utilizada como un depósito de combustible para aquellas misiones que en el espacio profundo.

También destacó otras utilidades entre las que se encuentran la creación de mejores telescopios y el desarrollo de investigaciones que permitan descifrar misterios sobre el planeta Tierra y la propia Luna.

Hadfield argumentó que el satélite se encuentra a solo tres días de distancia, por lo que, incluso si la misión falla, no se arriesgan vidas humanas.

Por otro lado, empresas privadas han demostrado su interés por el proyecto. Entre ellas, Space X, de Elon Musk, que está desarrollando cohetes que permitan explorar el espacio; y Blue Origins, de Jeff Bezos.

En abril de 2018, Bezos destacó que su meta es mudar toda la parte industrial de las empresas a la Luna y así permitir que la Tierra se convierta en un planeta ligero y específicamente residencial.

¿Cuáles son los obstáculos?

Los principales retos están relacionados con el presupuesto y la política. Un informe realizado por la NASA en 2005 revela que regresar a la Luna podría costar alrededor de $104 billones americanos (miles de millones), lo que hoy se traduce en $133 billones por la inflación.

Donald Trump asignó en marzo de 2017 un presupuesto anual de solo $19,5 billones, que podría ascender a $19,9 billones para el 2019. Ese dinero debe ser repartido entre diversos proyectos que maneja la agencia espacial, como la exploración de Marte o el telescopio espacial James Webb.

Los cambios de administración en el gobierno estadounidense también generan un inconveniente. En especial, porque los intereses de los presidentes en cuanto a investigación varían. Mientras el presidente actual apoya proyectos relacionados con la Luna, el próximo podría congelarlos para dar prioridad a otra investigación.

Existen, además, problemas técnicos. En 2014, Madhu Thangavelu, ingeniero aeronáutico de University of Southern California, publicó un escrito en el que advertía sobre otro tipo de obstáculos. En específico, la gran cantidad de polvo en la superficie Lunar, la sobre exposición a los rayos del sol, y el clima gélido que cubre a la Luna durante algunos días del año.

Por otro lado, Thangavelu destacó que, por la cercanía que mantiene la Luna de la Tierra, es el lugar más indicado para aprender a vivir fuera del planeta.

La NASA ya ha diseñado trajes resistentes al sol y al polvo. Pero aún no se conoce si estos diseños serán lanzados o si eran parte de un proyecto que ya ha sido cancelado.

Con información de Cinco Noticias