Lo bueno y lo malo del AIFA

Lo bueno y lo malo del AIFA

Redacción

La contralora del tráfico aéreo, investigadora de accidentes e incidentes de aviación, María Larriva Sahd criticó varios puntos respecto al diseño y planeación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Durante su participación en La Silla Roja, consideró que hay una situación buena y una mala respecto al resideño aéreo en la Ciudad de México y el Estado de México y su funcionamiento, con la inauguración del nuevo aeropuerto.

Explicó que lo bueno del rediseño es que con Santa Lucía el gobierno federal cumplirá la migración a una navegación aérea operada de forma satelita, lo que permitirá mayor precisión de los vuelos y un mayor margen de seguridad.

Por otra parte, señaló que lo malo es que “hay una intención oculta” de separar las naves que iperan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el AIFA, lo que no será posible a corto plazo, ya que el proyecto lleva dos años y falta aún más para que Santa Lucía opere con regularidad.

Agregó que el diseño actual hace que las rutas sean más largas y que el tiempo de vuelo sea mayor, lo que genera desgastes significativos en los aviones.

“Hay dos factores importantes para que un aeropuerto sea exitoso: uno es la conectividad y otro es la distancia con el punto de demanda. Entre más cerca está el aeropuerto del punto de demanda de una ciudad, va a ser más exitoso y Santa Lucía está el doble de distancia de lo recomendado”, aseguró.

Por otra parte, aseguró que el hecho de que no exista conectividad terrestre, por el momento, es otra complicación. Cuestionó la forma en la que podrían llegar los empleados, pilotos, pasajeros y demás personal que trabaja en Santa Lucía si no hay un acceso “seguro, rápido ni consistente”.

Con información de El Financiero