Lluvias azotan y provocan daño y muerte en Alemania y Bélgica

Lluvias azotan y provocan daño y muerte en Alemania y Bélgica

DW

Las sirenas de los servicios de emergencia no dejaron de sonar durante el miércoles y jueves en las regiones alemanas de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia -oeste-, zonas gravemente afectadas por uno de los mayores desastres naturales del país en los últimos años.

Los normalmente pequeños arroyos se convirtieron en poderosos ríos que se desbordaron, inundaron casas de históricos pueblos y ciudades, y arrastraron todo lo que pudieron: barro, árboles, basura, edificaciones y autos, entre otras cosas.

Así estaba Esch, un pueblo ubicado en el valle de Ahr, en Renania-Palatinado.

“Entramos en pánico porque no sabíamos qué tan rápido subiría el agua”, dijo al periódico alemán FAZ Julia Krätz, habitante de Ahrweiler, una de las zonas más damnificadas.

Oliver Marquardt, otro residente del distrito de Ahrweiler que se vio muy afectado, contó a Der Spiegel que a causa del agua los escalones de su casa “iban desapareciendo uno tras otro. Fue aterrador”. 

“Vivimos unas inundaciones de dimensiones catastróficas. Somos una región acostumbrada a las inundaciones pero lo que vivimos es una catástrofe”, declaró por su parte la presidenta del estado federal de Renania-Palatinado, Malu Dreyer.

“Esta es sin duda la mayor catástrofe en la región desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo el jueves el gobernador del distrito regional de Ahrweiler, Jürgen Pföhler.

La tragedia ha dejado hasta ahora -según los últimos reportes en la prensa- un total de 59 víctimas mortales, más de 70 desaparecidos y otras personas incomunicadas, sin electricidad. De hecho, en algunos casos, los afectados tuvieron que subir a los techos de sus casas y ser rescatados con helicópteros o con botes. Personal de bomberos ha fallecido intentando salvar vidas.

Según informaron las autoridades locales, miles de personas han sido rescatadas con helicópteros por las fuerzas armadas y la policía federal alemanas. Además, se están utilizando botes si es que los niveles de agua son bajos. 

Bonn lanza iniciativa en ayuda de los afectados

La alcaldesa de Bonn, Katja Dörner, pidió a través de su cuenta de Twitter a los habitantes de la excapital alemana una muestra de solidaridad, ayuda y apoyo para las víctimas de las inundaciones en el valle de Ahr. Los residentes de Bonn pueden registrar su domicilio en el sitio web de la ciudad para así proporcionar un alojamiento a quienes no tienen dónde pasar la noche.

En tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, quien se encuentra de momento en Estados Unidos, dijo estar “impactada” y prometió ir en ayuda de las víctimas de la tragedia: “Hemos hablado de ayudas a la reconstrucción a largo plazo, aunque lógicamente el objetivo prioritario ahora es prestar ayuda inmediata en las regiones afectadas”, aseguró Merkel. 

Por su parte, Armin Laschet, el ministro presidente del estado de Renania del Norte-Westfalia, aseguró que “la acumulación de periodos con fuertes lluvias y de otros con calor extremo es algo relacionado con el cambio climático. Eso significa que tenemos que hacer más por el clima, en Europa, en Alemania y en el mundo”.

También se reporta en Bélgica 9 muertes y decenas de desaparecidos.

JU (spiegel.de, tagesschau.de, faz.net, efe)