Lavador de dinero en EU era amigo de CLT, LARF y EPN

Lavador de dinero en EU era amigo de CLT, LARF y EPN

Andrés Rojo

Aguascalientes, Ags.- El empresario coahuilense Luis Carlos Castillo Cervantes, conocido como El Rey de los Dragones, no sólo mantenía una amistad cercana con los ex gobernadores de Aguascalientes Carlos Lozano de la Torre y Luis Armando Reynoso Femat, sino también con el ex gobernador del Estado de México y ahora presidente de la República Enrique Peña Nieto, según refiere la Revista Proceso.

Lo anterior se logró conocer durante las audiencias que se desahogan en cortes de San Antonio, Texas, en donde el Rey de los Dragones está siendo procesado.

Guillermo Flores Cordero, otro empresario detenido y cercano a Castillo Cervantes, quien también se declaró culpable ante Cortes de Estados Unidos, por lavar dinero, testificó que Luis Carlos Castillo Cervantes, fue buen amigo del ex gobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández; de Coahuila Humberto Moreira y de Enrique Peña Nieto, cuando este era gobernador del Estado de México.

La fiscal que lleva el caso, Julie Hampton, dio a conocer ante el juzgado que había contratos con sobreprecios, cuyas ganancias eran divididas entre Castillo y el entonces gobernador tamaulipeco, Eugenio Hernández, además de que lo ayudó a crear empresas fantasmas, lo que permitió al ex gobernador priista lavar más de 30 millones de dólares, utilizando esquemas fradulentos.

De igual modo fue señalado de haber pagado 6.3 millones de dólares al que fuera secretario de Finanzas en Coahuila y gobernador sustituto de Humberto Moreira, Jorge Torres.

En cuanto a la relación con las administraciones de los exgobernadores de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat y Carlos Lozano de la Torre y de estos tres con el hoy presidente Enrique Peña Nieto, en su columna titulada, “Los Amigos del Dragón” escrita por Salvador García Soto y publicada en el diario nacional, El Universal, señala que en 2010 se llevó a cabo una reunión en la mansión del empresario Luis Carlos Castillo en McAllen, Texas, a la que asistieron empresarios, algunos de ellos hoy tras las rejas en Estados Unidos, y algunos entonces gobernadores y futuros mandatarios, como es el caso del entonces Ejecutivo de Hidalgo, Miguel Angel Osorio Chong; de Tamaulipas, Eugenio Hernández, quien acudió junto con su sucesor Egidio Torre Cantú; de Nuevo León, Rodrigo Medina; de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, quien llevó a su entonces antecesor, Luis Armando Reynoso Femat y la entonces gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco; quienes en su conjunto sellaron el “Pacto McAllen”, para impulsar la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto y blindarlo de los posibles ataques del entonces Presidente panista, Felipe Calderón.

Regresando a Aguascalientes, la relación entre Luis Carlos Castillo con Luis Armando Reynoso se forjó a partir de la proveeduría de la famosa asfaltadora “La Rielera”, la cual se adquirió de la empresa INMEX, perteneciente al Rey de los Dragones, y que sólo se utilizó en una ocasión durante el gobierno de Luis Armando Reynoso Femat, y posteriormente el propio ex titular de la SICOM, durante el gobierno de Carlos Lozano de la Torre, reconoció que esta era utilizada y usufructuada por la empresa constructora del hijo del ex mandatario Luis Armando Reynoso Femat, Luis Armando Reynoso López.