Las 5 cosas que no debes hacer con un Wi-Fi público

Las 5 cosas que no debes hacer con un Wi-Fi público

Redacción

Conectarse a una red de Wi-Fi es normal en casi todas partes, desde playas y parques hasta oficinas y hogares. Sin embargo, no todas las redes pueden ser confiables.

Estas son cinco cosas que debes evitar si te conectas a una red de internet pública:

1.- No te conectes de manera automática: Tu celular puede guardar una red de Wi-Fi, y si estás dentro de su rango, puede conectarse a internet de manera automática. Esto puede abrirle una puerta a hackers y estafadores, quienes buscarán la información de tu móvil.

2.- Cuidado con los puntos de acceso falsos: Los enrutadores falsos están diseñados para parecer legítimos, pero los intrusos informáticos son los que los controlan. Con este método popular, llamado ataque de Hombre en el Medio (man-in-the-middle), el invasor intenta interponerse entre nosotros y nuestra información personal almacenada en una web bancaria o en un correo electrónico. Para evitar este tipo de incidentes, si no sabes a quién pertenece la red o quién la administra, simplemente no la uses. Estés donde estés, verifica con el dueño del establecimiento en el que te encuentres el nombre de la red antes de conectarse a ella.

3.- No revises tu cuenta bancaria: Por supuesto que a veces tenemos que verificar nuestras cuentas bancarias mientras estamos de viaje o en el trabajo, pero si te ves en una de estas situaciones, siempre puedes usar los datos del teléfono o la red 4G para conectarse a Internet y hacer las operaciones pertinentes. Si bien las redes móviles no son completamente seguras, son más difíciles de hackear que la Wi-Fi. También debes configurar capas de seguridad adicionales para cualquier cuenta bancaria. 

4.- No entres a redes sociales o correo electrónico: En el caso de que nos veamos obligados a conectarnos a una WiFi pública para consultarlos o cargar contenido, lo ideal es que nos desconectemos cuando terminemos y cambiemos las contraseñas de las plataformas utilizadas.

5.- Utiliza webs seguras o un servicio VPN: En general, lo mejor es acceder a páginas web seguras (aquellas que comienzan con https en lugar de http en la dirección). Esta “s” nos indica que la web utiliza un protocolo web de cifrado seguro para proteger la confidencialidad de las actividades o transacciones online. 

Recuerda que tu información personal es muy valiosa y si bien no existe un filtro 100 por ciento eficaz para protegerla, lo mejor es tomar todas las medidas posibles.

Con información de Muy Interesante