Inseguridad, el PAN de cada día

Inseguridad, el PAN de cada día

 

Mauricio Navarro

Aguascalientes, Ags.- De acuerdo a las cifras proporcionadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Aguascalientes registra 57.7 robos diarios en el periodo comprendido en el periodo comprendido entre los meses de Enero a Agosto del presente año, lo que da como resultado por lo menos 2 robos cada hora.

Recientemente, el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Eduardo Bahena y el Alcalde de Aguascalientes, Antonio Martín del Campo, se han enfrascado en una guerra mediática en la que ambos se culpan de no plantear las mejores estrategias para la disminución de los delitos del fuero común, que son los más frecuentes en la ciudad y que sin duda tienen un gran impacto en la economía familiar.

Mientras las autoridades dirimen ante los micrófonos quién es el culpable de una fallida estrategia de seguridad debido a las funciones del famoso “Mando Único”, los ciudadanos de distintas colonias han hecho justicia por su propia mano, lo que sin duda es un reflejo ante la incapacidad de los órdenes de gobierno que intervienen para garantizar la paz en Aguascalientes.

Lo grave del asunto es que mientras la seguridad pública siga siendo un dolor de cabeza, la sociedad habrá de encontrar alternativas que puedan dar resultados, por más inhumano que esto parezca; son 14 mil 088 robos denunciados, de los cuales mil 936 se presentaron durante agosto, el mes más trágico en esta estadística.

El Senador panista, Jorge Luis Preciado, puso sobre la mesa la posibilidad de que los ciudadanos porten armas, una medida muy polémica que parece tener más complicaciones que soluciones. Los mismos panistas nos han dado muestra de que comulgan con esta idea, se puede recordar el episodio en el que se evidenció mediante una fotografía al ex Gobernador, Felipe González, con una pistola enfundada en su cinturón.

Las propuestas del Partido Acción Nacional (PAN) en materia de seguridad han sido por lo regular intentos bélicos o de bajos resultados. El caso de Guanajuato es ilustrativo, pues en el gobierno de Miguel Márquez Márquez se lleva a cabo el programa “Escudo”, el cual tuvo una inversión de 3 mil millones de pesos, lo que significó una solicitud de deuda de 329 millones 950 mil pesos para iniciar el proyecto y a pesar de ello, según notas periodísticas, no se obtuvieron los resultados planteados para la disminución de los delitos.

Otras muestras de incapacidad por parte de los gobiernos panistas para controlar o disminuir la inseguridad, son: durante su periodo de gobierno como Presidente Municipal de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, presenció el momento que más ha grabado a los aguascalentenses y que denominaron el “Jueves Negro”, un día que para muchos fue el inicio de muchos episodios de violencia jamás vividos en esta ciudad; y por supuesto la guerra contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón, en la que hubo víctimas inocentes y el país era un campo de minas.

El crecimiento poblacional y urbano de Aguascalientes plantea nuevos retos para la creación y aplicación de políticas públicas, específicamente en materia de desarrollo social.

No se trata únicamente de invertir en nuevas tecnologías para crear un “Big Brother”, aquí en Aguascalientes los usos y costumbres están cambiando, por eso urge que la dinámica entre el gobierno y la comunidad también de un paso hacia adelante. Sin duda la seguridad pública es el principal reto para un Estado que tiene altos niveles de crecimiento económico y pocas oportunidades de progreso social.

+Contacto @mauags