ID:156529295

Incrementan fraudes electrónicos en compras de fin de año

Redacción

Ciudad de México.- La fiebre de las compras de fin de año es tal, que del total de las que anualmente se realizan en México, 40 por ciento se presentan en noviembre y diciembre. Además, casi 30 por ciento de las transacciones comerciales de personas físicas se hacen vía Internet.

En la época decembrina los fraudes electrónicos en el país crecen entre 15 y 20 por ciento. En el primer trimestre de 2019, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros registró 2 millones 807 mil 819 fraudes cibernéticos, 35 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Ante esa realidad, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) hizo una serie de recomendaciones a fin de que los consumidores protejan sus datos personales y eviten ser víctimas de algún fraude o usurpación de identidad en esta temporada vacacional.

Propuso que antes de tomar vacaciones y buscar promociones o viajes por Internet, los usuarios deben verificar que los sitios sean confiables y cuenten con medidas de seguridad al realizar el pago en línea.

La empresa debe contar con las medidas de seguridad necesarias para garantizar sus datos contra un uso indebido o ilícito, un acceso no autorizado o contra la pérdida, alteración, robo o modificación de su información personal, además de exigir el aviso de privacidad.

El Inai también recomendó a las personas el evitar hacer clic en anuncios que ofrecen promociones increíbles o productos gratis; no aceptar descargas de archivos de esos sitios, y de preferencia no proporcionar información personal; respaldar la información de los dispositivos electrónicos que se llevarán al viaje; configurar medidas de seguridad en los dispositivos móviles, por lo que sugirió incluir bloqueo por contraseña, borrado remoto y cifrado, y proteger y resguardar de forma segura las contraseñas de las cuentas personales.

También, evitar publicar en redes sociales información sobre los planes de viaje o la ubicación del destino, los cuales pueden ser utilizados para causar daño a la persona, familia o patrimonio, y sólo compartir sus fotografías, videos y/o ubicación en tiempo real, tanto suya como de los integrantes de su familia, con personas de confianza. De ser posible, desactive el uso de la geolocalización, para evitar riesgos innecesarios.

Con información de La Jornada