Hijo se dijo secuestrado para sacarles 250 mil pesos a sus padres y gastárselo en fiestas y prostitutas

Hijo se dijo secuestrado para sacarles 250 mil pesos a sus padres y gastárselo en fiestas y prostitutas

ABC Noticias

Aguascalientes.- Un joven de tan solo 22 años de edad, no tuvo piedad de sus propios padres al hacerles creer que lo tenían secuestrado y que los plagiarios querían 250 mil pesos en efectivo a cambio de dejarlo en libertad.
El dinero lo quería para reponer el que se había gastado en una serie de parrandas que tuvo en la ciudad de Guadalajara; dinero que era producto de la venta de un auto y que le tenía que haber entregar precisamente a sus padres.
El joven cuya identidad ha sido protegida “gracias” a las bondades del Nuevo Sistema de Justicia Penal, recibirá solo como sanción, trabajo comunitario y el cual será determinado por un Juez al haber fingido el secuestro, traducción: “Le salió barato”.
El caso se documentó el pasado 16 de febrero cuando un par de afligidos padres de familia llegaron desesperados a la Policía Ministerial para levantar una denuncia en la que aseguraban que su hijito había sido secuestrado.
Agregaron que había recibido llamadas del propio celular de su hijo y en donde les exigían la cantidad de 250 mil pesos a cambio de su libertad y de no hacerle daño.
En un principio, las autoridades pensaron que se trataba de una extorsión telefónica y comenzaron a buscar en hoteles y moteles así como en plazas públicas y centros comerciales al joven, pero no tuvieron éxito.
Un dato que provocó una línea de investigación, fue que en las llamadas que recibían, los padres no podían interactuar con quien estaba del otro lado de la línea. Se llegó a la conclusión de que se trataba de una grabación lo que les ponían en la bocina en cada llamada.
Las autoridades les sugirieron a los padres que dijeran que si iban a entregar el dinero del rescate y que solo esperaban instrucciones para dar el dinero. Los supuestos secuestradores pidieron que el dinero fuera depositado en un pozo ubicado sobre Gómez Morín cerca de las Tres Centurias.
Cuando el dinero fue colocado en el lugar indicado, aparecieron dos jóvenes para recoger el maletín. Uno de ellos era el joven de 22 años supuestamente secuestrado. Los agentes lo fueron siguiendo hasta llegar a un departamento en Torres de Ojocaliente en donde llevaron a cabo la detención.
El joven reconoció que nunca estuvo secuestrado. Que vendió un auto por encargo de sus padres y con el dinero se fue a divertir a la ciudad de Guadalajara y se lo acabó. Para reponer lo que debía entregar a sus padres, inventó con ayuda de un “amigo” la historia del secuestro. Descargaron una aplicación para distorsionar la voz y hacer las grabaciones en donde pedían el rescate.
Al quedar al descubierto el caso, los padres pidieron clemencia para su hijito y dijeron que no querían proceder el contra de su “querubín” debido a que este tiene problemas del corazón y podía sufrir una recaída.
La legislación dispone en el artículo 13 que se impondrá una pena de jornadas de trabajo a quien invente o simule una privación de la libertad. Solo resta esperar lo que disponga el Juez al conocer el asunto.