Gobierno de Baja California exige a banco devolver 123 mdp de planta solar

Gobierno de Baja California exige a banco devolver 123 mdp de planta solar

Redacción

Mexicali, BC.- La gobernadora morenista, Marina del Pilar Ávila Olmeda, informó que una institución bancaria deberá reintegrar 123 millones de pesos que fueron retenidos de las participaciones federales que corresponden a Baja California, como parte de un fideicomiso constituido con la empresa Next Energy para la construcción de una planta fotovoltaica en el Valle de Mexicali.

Estos recursos se descontaron al gobierno estatal de las participaciones federales de febrero de 2022, a pesar de no haberse colocado un solo ladrillo para las instalaciones, a las cuales las secretarías de Energía y Medio Ambiente negaron permisos de operación.

El secretario de Hacienda, Marco Moreno Mexía, indicó que luego de que se presentó una demanda por lesividad en el acuerdo, el Poder Judicial de la Federación otorgó al gobierno la suspensión de pago hasta que sea resuelto el fondo del asunto.

En mayo de 2020, el entonces gobernador Jaime Bonilla Valdez (2019-2021), de Morena, canceló el servicio que prestaban las compañías Sumex y Orca, para adjudicar a Central Solar BC, subsidiaria de Next Energy, un contrato para edificar en Mexicali una planta de energía solar con la capacidad de producir 2 mil 546 megavatios diarios, a fin de abastecer al acueducto Río Colorado-Tijuana y a oficinas de dependencias estatales.

Moreno Mexía afirmó que durante el proceso de entrega-recepción del gobierno estatal se ocultó la información del convenio, además que para su aprobación se le aseguró al Congreso local que éste no generaría deuda pública, cuando en realidad sí compromete las finanzas de la entidad.

El pasado 4 de marzo la administración estatal dio a conocer que presentó una denuncia penal por los presuntos delitos de abuso de autoridad, coalición de servidores públicos, falsedad y peculado de 12 mil millones de pesos contra siete ex funcionarios, incluido Bonilla Valdez, quienes sin tener facultades legales autorizaron la citada planta.

Con información de La Jornada