Franeleros se multiplican por la crisis y con la venia del Congreso de Ags

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- Ante la falta de oportunidades para conseguir un empleo bien remunerado o la falta de éste así como en gran parte el chambismo que priva en la mente de la mayoría de los “ninis” o mexicanos que ven la forma de hacer dinero fácil, una plaga ha infestado las grandes ciudades.

Esa es la de los llamados “viene, viene” o “franeleros” que toman la “cómoda” manera de pedir y prácticamente exigir dinero a cambio de “cuidar” los automóviles que se estacionan en espacios públicos y libres e incluso apartan los lugares con botes, muebles o lo que encuentran a la mano.

Por esta situación los conflictos están a la orden del día en virtud de que hay muchos conductores que se niegan a pagar por algo que no se debe porque éstos “dueños de las calles” hacen su agosto, y en algunas ocasiones hacen de las suyas para asegurarse algún recurso como sacar el aire de las llantas para “aparecerse como por obra de magia” con una bomba y se “ofrecen” para llenar el neumático que ellos mismos vaciaron y así se “ganan” su propina.

O cuando en realidad lo “cuidan” de ellos mismos, al más puro estilo mafioso de bajo nivel de “vender” protección de quienes la ofrecen para no sufrir algún ataque al automotor que van a “cuidar”.

El tema es que la Dirección de Tránsito Municipal se dice atada de manos y se limita cuando puede y quiere a retirar los objetos con los que los franeleros apartan los espacios para estacionarse en la vía pública.

La limitante es que en el Congreso del Estado, la Comisión de Transporte Público que es al menos una de ellos a la que le compete está obsesionada y que bueno con exigir al gobierno del estado que se mejore el parque vehícular tanto de autobuses como de taxis, aunque habrá que decir que en el primer punto está muy lejos de cumplirse además del servicio que brindan los concesionarios a quien parece se les teme en demasía.

Así que mientras no se ponga a trabajar este órgano legislativo, y se regule esta situación seguirán proliferando en estacionamientos de centros comerciales y calles aledañas a oficinas públicas de gran audiencia, los famosos y latosos “viene, viene”.