FBI desclasifica investigación del 11-S

FBI desclasifica investigación del 11-S

Redacción

Washington.- El Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos desclasificó este sábado un documento sobre las investigaciones en los atentados del 11-S, después de una fuerte presión por parte de las familias de las víctimas.

El archivo detalla los contactos que tuvieron los terroristas con personas saudíes en Estados Unidos.

Uno de los puntos que fue destacado por parte del abogado de los familiares fue el intercambio de llamadas telefónicas entre funcionarios sauditas y los atacantes de Al Qaeda luego de tener “reuniones accidentales” mientras les brindaban información sobre escuelas de vuelo.

Sin embargo, esto no fue considerado como una prueba clara de una implicación del gobierno de Arabia Saudita en el ataque.

El gobierno saudí ha negado cualquier participación en los atentados de septiembre del 2001. En este sentido, la Embajada de Arabia Saudita apoyó la revelación de la investigación.

También se señala que en febrero de 2000, poco después de su llegada al sur de California, los dos primeros atacantes en llegar a EU, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Mihdhar, se encontraron en un restaurante con un ciudadano saudí llamado Omar al-Bayoumi que les ayudó a encontrar y arrendar un apartamento en San Diego. Tenía vínculos con el gobierno saudí y anteriormente había atraído el escrutinio del FBI.

Bayoumi ha descrito su reunión en el restaurante con Hazmi y Mihdhar como un “encuentro casual”, y el FBI durante su entrevista hizo múltiples intentos para determinar si esa caracterización era precisa o si en realidad se había organizado con anticipación.

De igual forma, se hace referencia en el documento a Fahad al-Thumairy, en ese momento un diplomático acreditado en el consulado saudí en Los Ángeles que, según los investigadores, encabezaba una facción extremista en su mezquita.

El documento dice que el análisis de comunicaciones identificó una llamada telefónica de siete minutos en 1999 al teléfono de la casa de la familia de Arabia Saudita de dos hermanos que se convirtieron en futuros detenidos en la prisión de la Bahía de Guantánamo, Cuba. Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques.

Aunque el documento fue desclasificado, contó con múltiples tramos censurados.

Con información de Milenio