Exprimera dama de El Salvador es condenada a 10 años de prisión

Exprimera dama de El Salvador es condenada a 10 años de prisión

Redacción

El Salvador.-La justicia alcanza a exprimera dama.

Ana Ligia de Saca, exprimera dama de El Salvador, fue condenada a diez de prisión por un tribunal de justicia de El Salvador, ella está acusada de los delitos de lavado de dinero y activos.Foto: AP© excelsior.com.mx Foto: AP

Las autoridades salvadoreñas le piden que regrese al Estado 17.6 millones de dólares.

Además, un tribunal impuso diez años de prisión a Oscar Edgardo Sol Mixco, hermano de la ex primera dama, mientras que a Milton Romero Avilés, ligado a las empresas de Saca, lo condenaron a siete años de cárcel, por los mismos delitos.© http://www.excelsior.com.mx

El caso está ligado a actos de corrupción del gobierno del del expresidente Tony Saca (2004-2009), que ya fue juzgado y condenado por el desvío de más de 300 millones de dólares de las arcas públicas para favorecer a sus empresas y terceros.

El fallo ha sido un éxito para la Fiscalía. Ha sido una condena de diez años para la señora Ana Ligia Mixco de Saca por el delito de lavado de dinero”, señaló el parte del Ministerio Público.

Según la Fiscalía, la lectura de la sentencia contra los imputados —que incluye los argumentos que respaldan la condena anunciada el viernes— se realizará el 21 de junio. La ex primera dama además recibió una condena por responsabilidad civil, pero los detalles al respecto serán establecidos el día de la lectura. En tanto, la Fiscalía ya ha pedido que la ex primera dama regresa al Estadio 17,6 millones de dólares.

La ex primera dama había confesado su responsabilidad en el lavado de 25 millones de dólares de fondos públicos, pero se retractó luego de que el Ministerio Público le exigiera que regresara al Estado el monto ya señalado.

La señora de Saca fue procesada por los delitos de lavado de dinero y encubrimiento de una red que lavó 25 millones de dólares mediante la triangulación de fondos que salían de las arcas del Estado hacia particulares que los transferían a varias agencias de publicidad, que a su vez los remitían a empresas de comunicación de la familia del expresidente Saca.

El exmandatario de 56 años cumple una condena de diez años en el penal La Esperanza, en la periferia de San Salvador, por el desvió de 300 millones de dólares de fondos públicos para favorecer a sus empresas y terceros. En septiembre de 2018 el expresidente pidió un proceso abreviado y después de confesar sus delitos, un tribunal lo sentenció por peculado, lavado de dinero y activos.

Cinco de sus viejos colaboradores también se declararon culpables durante el juicio para obtener una condena menor.

Con información de Excélsior