EU nos quiere robar el Mundial de Futbol: Rusia

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- El escándalo por corrupción en la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) ha escalado: el presidente de Rusia, Vladimir Putin, acusó al gobierno de Estados Unidos de intentar arrebatarle el Mundial de 2018.

Ayer se informó la detención de siete dirigentes de la FIFA en Suiza, acusados por EU de recibir sobornos desde 1990. También la fiscalía suiza investiga la designación de los Mundiales 2018 y Qatar 2022.

Desde Moscú, Putin cuestionó la investigación estadunidense contra la FIFA y la calificó de rara.

Si alguien ha hecho algo mal, Rusia no tiene nada que ver con ello. Nuestros homólogos estadunidenses, por desgracia, utilizan los mismos métodos para alcanzar sus objetivos y perseguir a gente de forma ilegal. No descarto que éste sea el caso en relación con la FIFA”, expuso el mandatario ruso.

Por el escándalo se han sumado las voces de quienes exigen la renuncia de Joseph Blatter, quien hoy se juega su quinto mandato al frente de la FIFA. “Nosotros, o yo, no podemos vigilar a cada uno todo el tiempo”, dijo ayer el suizo en su defensa.

Desde 2002, ésta es la primera vez que el suizo enfrenta a un opositor: al príncipe jordano Ali bin al-Hussein.

EL DESAFÍO DE BLATTER

El presidente de la FIFA busca hoy un quinto mandato, en una organización en la que muchos exigen su renuncia

Sumergida en sendos escándalos de corrupción, la FIFA inauguró ayer su Congreso anual con una alocución de su presidente, Joseph Blatter, quien intentó alejar de él la responsabilidad y dio a entender que si hoy es elegido para un quinto mandato ayudará a enderezar la maltrecha organización.

Sé que mucha gente me tiene por responsable de las acciones y de la reputación de la comunidad del futbol, sea la decisión sobre la sede de un Mundial o un escándalo de corrupción”, dijo en un esperado, aunque breve discurso.

Pero agregó: “nosotros, o yo, no podemos vigilar a cada uno todo el tiempo. Si la gente quiere hacer algo malo, también intentarán esconderlo”.

La subida de Blatter al podio fue precedida de bailes y una presentación musical que parecían pensados para rebajar la tensión que desde el miércoles vive el mundo del futbol.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, dijo horas antes a la prensa que había pedido personalmente al presidente de la FIFA renunciar a su candidatura, pero que éste le dijo que no podía hacerlo a un día de la elección.

Platini no ha sido el único en pedirle que dé un paso al costado. También lo han hecho medios de comunicación de prestigio mundial, el primer ministro británico David Cameron y corporaciones que auspician a la FIFA, que no han ocultado su malestar por este cúmulo de escándalos.

Sin embargo, el suizo mostró estar preparado para desafiar a quienes se le oponen y a esperar que sean los votos de las asociaciones nacionales de futbol (209, en total) las que decidan si otro merece más el puesto que él.

Al contrario, Blatter mencionó en su discurso que le “corresponde (la responsabilidad de) la reputación y el bienestar de la organización y de encontrar maneras de arreglar las cosas”.

De esta manera, el máximo responsable de la FIFA dio a entender que él puede encontrar la solución a la mayor crisis que ha atravesado la institución deportiva que tiene como misión velar por la promoción y los valores que el futbol debería transmitir.

Blatter enfrenta a europeos y a Estados Unidos, que no le quieren ver más a la cabeza de la FIFA, con el apoyo de la mayoría de asociaciones del resto del mundo, de Africa, de Asia y de América Latina, que le han apoyado incondicionalmente durante años, así como de Rusia, que ha salido abiertamente en su defensa.

El príncipe jordano y vicepresidente de la FIFA, Alí bin al Husein, será hoy la única alternativa en la elección y, a pesar de la magnitud de los escándalos, nadie pondría las manos al fuego de que será capaz de vencer a Blatter, quien dirige la organización desde hace 17 años.

Si Blatter vence hoy, se cree que algunas asociaciones podrían considerar su retiro de la FIFA. La UEFA pondrá a consideración de sus miembros su retiro en bloque.

PUTIN SE QUEJA DE EU

El presidente ruso cuestiona la intervención de autoridades estadunidenses en temas de FIFA

El presidente ruso Vladimir Putin criticó la injerencia de Estados Unidos por su denuncia de corrupción contra altos dirigentes de la FIFA e insinuó que pretenden arrebatar a Rusia el Mundial de futbol de 2018.

Para Putin es “raro” que la investigación sobre la FIFA comenzara a petición de las autoridades estadunidenses por delitos que no afectan a sus ciudadanos y no tuvieron lugar en Estados Unidos, indicó el presidente ruso en declaraciones emitidas por televisión.

La fiscalía estadunidense investiga por corrupción a 14 personas, de las que al menos dos tienen ciudadanía estadunidense. Siete de los 14 fueron arrestados el miércoles por la mañana en Zúrich antes del Congreso 65 y las elecciones presidenciales de la FIFA, previstas para hoy y en las que se espera que Joseph Blatter obtenga un quinto mandato.

Entre los arrestados se encuentran los vicepresidentes de la FIFA Eugenio Figueredo, uruguayo, y Jeffrey Webb, de las Islas Caimán y presidente de la Concacaf.

Otros investigados son el brasileño Jose Maria Marin, el nicaragüense Julio Rocha; el paraguayo Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol; el exdirectivo de la FIFA Jack Warner y Eduardo Li, presidente de la Federación de Futbol de Costa Rica y que fuedetenido en la operación.

En una investigación separada, la fiscalía suiza indaga la concesión de la Copa del Mundo de 2018 a Rusia y la de 2022 a Qatar.

Incluso “si alguien ha hecho algo mal, Rusia no tiene nada que ver con ello”, afirmó Putin.

Después, el presidente ruso trató de asemejar la investigación de Estados Unidos con un intento de perseguir a disidentes, comparando el caso con la persecución de Julian Assange y Edward Snowden, que filtraron información clasificada.

Nuestros homólogos estadunidenses, por desgracia, utilizan los mismo métodos para alcanzar sus objetivos y perseguir a gente de forma ilegal. No descarto que éste sea el caso con relación a la FIFA.

No dudo que éste es otro intento evidente de desbaratar la reelección del señor Blatter como presidente de la FIFA. Estamos al tanto de la presión a la que se vio sometido con motivo de que Rusia organice el Mundial de 2018”.

Sin embargo, Putin no aclaró que Estados Unidos formaba parte de los países que se opusieron a esa atribución.

 Es una violación muy burda de las reglas de funcionamiento de las organizaciones internacionales”, añadió Putin.

El ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko, también miembro del comité ejecutivo de la FIFA y que está en Zúrich para el congreso y las elecciones del organismo, dijo el miércoles que su país daba la bienvenida a la investigación.

La fiscalía suiza indicó a la agencia AP que tenía previsto entrevistar ayer a diez personas que formaban parte del comité ejecutivo de la FIFA en 2010, cuando se celebró la votación sobre los mundiales de 2018 y 2022, y seguían actualmente en el organismo.

Aunque la fiscalía declinó identificarlos, una revisión de los miembros que cumplen esos requisitos arroja diez nombres.

El ministro ruso Vitaly Mutko es uno de ellos, al igual que el presidente de la Federación Española de Futbol, Ángel María Villar; el guatemalteco, Rafael Salguero; el belga, Michael D’Hooghe; el marfileño, Jacques Anouma; el chipriota, Marios Lefkaritis; el turco, Senes Erzik; el tailandés, Worawi Makudi; el camerunés, Issa Hayatou, y el egipcio Hany Abo Rida.