Estrés por el coronavirus afecta el sueño

Estrés por el coronavirus afecta el sueño

Redacción

El confinamiento generado por la pandemia del coronavirus está generando diversas reacciones entre la población, como el estrés, la ansiedad, la depresión o incluso, falta de apetito y de sueño.

Ante esto, el doctor Alejandro Jiménez, quien es Presidente de la Academia Mexicana de Medicina del Dormir explicó por qué el distanciamiento social está generando diversas alteraciones en nuestro cuerpo.

El experto recalcó que una acción tan grande como el cambio de rutina puede generar otras reacciones en nuestro cuerpo. “No salimos, no nos trasladamos mucho, hacemos poco ejercicio y caminamos poco, lo que produce menor impulso y cansancio a la hora de dormir”, dijo.

Esta incapacidad de dormir aumenta cuando se genera lo estipulado como la teoría del hiperalertamiento. “La amenaza que significa el virus, en tanto su capacidad infecciosa, provoca que tendamos a estar más despiertos al entrar en un estado de alerta, esto produce una activación de índole cognitiva, desarrollada en el pensamiento y en las emociones, generando ansiedad y temor”, agregó.

Jiménez apuntó que son los adolescentes y jóvenes los que podrían sufrir más del Síndrome de la Fase Retrasada, ya que al no sentir la presión de levantarse temprano para ir a la escuela o al trabajo, duermen y despiertan más tarde, alterando su rutina de sueño cada vez más.

Por ello, el experto recomendó hacer uso exclusivo de la cama para dormir o para tener alguna actividad sexual, esto con la finalidad de evitar un descanso excesivo durante el día.

Otra opción que mencionó es el hacer uso de medicamentos que favorezcan el mantenimiento del sueño, siempre y cuando sean recetados por un especialista.

Finalmente, el doctor Jiménez agregó varios tips para tener una rutina de sueño saludable, como establecer horarios fijos por la noche y que sean similares a los que se tenían antes de la cuarentena, tratando de cubrir 8 horas de sueño. Además, no dormir durante el día o tener siestas cortas de no más de 20 minutos.

Con información de El Universal