Estos trucos mentales te ayudarán a ahorrar más

Estos trucos mentales te ayudarán a ahorrar más

Redacción

Comenzar a ahorrar y mantener ese hábito no es fácil, especialmente cuando se cruzan esas “tentaciones” que deseas comprar y que al final, vencen a tu alcancía.

Con todo esto, podemos educar a nuestro cerebro para lograr resistir esa tentación. Existen numerosos trucos mentales que servirán para ahorrar más y gastar menos dinero.

Para ello, puedes aplicar los siguientes consejos:

  • Disfruta más las cosas: En lugar de darle vueltas al tema de tener que dejar de ir a comer a tu restaurante preferido cada semana, piensa en lo mucho que lo disfrutarás cuando vayas una vez al mes. Desde el punto de vista psicológico, te resultará mucho más sencillo pensar que no estás renunciando a algo, sino disfrutándolo más.
  • Aplica el método acelerar o frenar: Un método popular es suponer que vas conduciendo un coche cada vez que vayas a tomar una decisión financiera. Según lo que decidas te acerca a donde quieres estar (pisando el acelerador) o te ralentiza (pisando el freno). Pregúntate entonces: ¿Estoy pisando el acelerador o el freno?
  • Ensaya la técnica del “extraño”: Siempre que vayas a comprar algo imagina que alguien que no conoces te da la alternativa de optar por el producto, o por el dinero que vale ese producto. ¿Cuál sería tu elección? Si eliges el dinero, ya lo tienes en tu bolsillo.
  • Exígete la regla de los 3 días: O de los 5 días, o lo que necesites. Se trata de siempre tomarte unos días para analizar con calma entre el momento que te planteas comprar un producto, y el momento de hacerlo. Quizá durante ese lapso consideres que no era tan necesario.
  • Que tu plan de ahorros tenga un cómplice: Involucra a otra persona en tu proyecto de ahorrar. Los dos deberán compartir sus objetivos financieros y el camino para alcanzar los mismos. Al menos una vez a la semana es reúnen para reportar su progreso. Si sientes el respaldo (y la presión) de alguien más, tendrás más probabilidad de cumplir tu palabra.
  • Intenta con el método de recompensas falsas: Seguramente esta técnica te parezca un tanto peculiar, pero a muchos les funciona. Siempre que vayas a hacer una compra imagina que una persona te dice que te pagará 3 euros por no hacerlo. El simple hecho de detenerte a pensarlo puede que te haga darte cuenta de que en realidad era algo innecesario.
  • Lleva una imagen de tu meta financiera en tu cartera: El material visual suele tener mayor impacto en nuestra mente. Mantén una foto que te recuerde a tu meta en la cartera, cada vez que vayas a comprar algo la verás y te preguntarás: ¿Qué merece más la pena?
  • Cubre tu tarjeta de crédito: Establece una barrera física entre tú y tu tarjeta cubriéndola con un papel. Puedes dibujar figuras de tu meta o hacer notas que te recuerden que solo es para en caso de emergencia.
  • Valora la “urgencia” de tus compras: Para que evites derrochar tu dinero en ropa, pregúntate si te pondrías la prenda nada más salir del probador. Si la respuesta es negativa tal vez no te haga tanta ilusión.
  • Escribe tus metas de ahorro: Investigaciones han demostrado que las personas que anotan sus metas son más propensas a cumplirlas. Escribe tus metas financieras en una hoja y llévala contigo cuando sientas la tentación de gastar.

Con información de Grandes Medios