Estos son los colores que dominarán las prendas en esta temporada

Estos son los colores que dominarán las prendas en esta temporada

Redacción

Así como las tendencias cambian constantemente, hay ciertos colores que pasan de moda. Es el ciclo de esta industria que cada seis meses (y hasta en menos tiempo) nos atrae a renovar vehementemente el guardarropa. Los básicos como el blanco y el negro, el azul y los cremas siempre estarán allí, son un fondo de armario necesario para construir tu vestuario, así que te podemos asegurar que esos no se irán a ningún lado. Pero sí, es hora de despedir a ‘los colores muy de moda’ y las tonalidades estridentes. 

En medio de esta transición y, para hacer más fácil la limpieza que viene con ella, te contamos, después de navegar en el feed de estilistas, creativas, influencers, editoras y diseñadoras de moda, cuáles son los colores que se dejarán de llevar durante ésta y las siguientes temporadas y, por supuesto, cuáles serán sus grandes relevos (al menos por ahora). 

Adiós a los neón 

Desde hace dos años el neón se ha hecho fuerte durante la primavera y creemos que es hora de decirle adiós. Su obvia y notoria presencia parece haber cansado a más de una referente de la moda y es que, en medio de esta situación mundial donde las señalizaciones de ‘prohibido’ y ‘atención’ colman nuestros ambientes, es hora de buscar colores que sean menos fluorescentes y llamativos y optar por tonos sutiles que no agredan a nuestra entorno y visión. En esta misma categoría podrían entrar el verde limón. 

Bienvenido el verde musgo/oliva 

Los clásicos no se pueden dejar atrás, y es cierto que las tonalidades más profundas nos hacen añorar esta época otoñal, así que cuando llega, queremos valernos de esos colores para vestir en tonos más acogedores. Si bien el verde limón es uno de los colores que pasan de moda, el verde esmeralda, por el contrario, será otro grande de esta temporada, principalmente en piezas que deseamos destacar o se conviertan en el centro de atención de nuestro atuendo, pero los verdes musgo y oliva serán grandes apuestas, incluso, para looks monocromáticos. 

Fucsia, uno de ‘los tonos muy de moda’

Los colores vivos, como bien dice su nombre, pueden darle vida a cualquier look, pero por un tiempo preferiremos dejar a un lado un tono como el fucsia y no generar sobresaltos. Este color tan primaveral no lo veremos la próxima temporada, los toques extra de feminidad vendrán de la mano de los rosas más discretos. 

Sí a toda la gama de azules 

Desde el atemporal azul marino, ideal para looks de oficina o trabajar desde casa, hasta el archifamoso ‘azul cerúleo’ (mítica escena de ‘The Devil wears Prada’). Al igual que Oscar de la Renta e Yves Saint Laurent, como explica elocuentemente Miranda Priestly, lo hicieron en su momento, este año Coach, Carolina Herrera y Sportmax incluyen este color, así como otra tonalidad, el azul petróleo. 

Púrpura llamativo

Al púrpura también los despediremos para hacer uso de una paleta de colores viva, pero no estruendosa. En cambio, el lila se adueñará de nuestros atuendos para darnos una atmósfera bañada por la lavanda y sus frescas tonalidades. 

Adelante con el gris, como protagonista 

Las tonalidades neutras siempre tendrán un rincón especial en nuestro armario. El gris esta temporada deja de ser una discreta solución a un color tendencia que podremos incorporar en diferentes tejidos y tonalidades (como el gris profundo) para crear total looks como no lo habíamos visto antes. Los ricos marrones terracota serán grandes acompañantes de esa tonalidad, así como los amarillos oscuros. 

¿Un extra al que le decimos, ‘hola, qué tal’? Marrón chocolate

El marrón es un color rico y cálido que entra dentro de la clasificación de tonos tierra. Además de su semejanza con el chocolate, que viene directamente desde el cacao y el suelo fértil, su amplio rango de colores nos conectan con la naturaleza. Desde el camel, pasando por el beige, hasta llegar a los marrones más oscuros. Si le agregas tintes rojos, muy en tendencia, podría resultar un tono más ladrillo; por el contrario, mezclarlo con otro color en boga, como el amarillo, obtendríamos un rico toffee. Aquí las opciones, para todos los gustos, sobran. 

Con información de Vogue