Estos 2 alimentos te ayudarán a obtener un vientre plano

Estos 2 alimentos te ayudarán a obtener un vientre plano

Redacción

Sabemos que adelgazar no es una tarea fácil ya que no solo se necesitará de una dieta sana y el desarrollo atlético constante. Es por eso que para ayudarte a bajar de peso te diremos cuál es la clave, además de consolidar los dos ejes mencionados anteriormente. Es que dos superalimentos como la avena y la chía serán esenciales para lograr tener el vientre plano.

Entre superalimentos más populares para adelgazar se encuentran la avena y las semillas de chía, ya que son una excelente opción para sustituir al desayuno habitual. Ambos cuentan con nutrientes esenciales que estimulan la saciedad, como por ejemplo la fibra, lo cual contribuye a comer menos durante el resto del día, aprovechando también la energía que aportará esta combinación, permitiéndonos atravesar un día en óptimas condiciones.

Por un lado, especialistas sostienen que la avena es uno de los alimentos más sanos que se pueden encontrar debido a que es una fuente de energía y vitalidad que se debería incluir diariamente en la dieta de diversas maneras. Al mismo tiempo, este cereal es fundamental para nutrir y saciar el apetito, siendo fundamental para bajar de peso y, como si fuera poco, también ayuda a bajar los niveles del colesterol.

Mientras que en la vereda de enfrente, un superalimento crucial para adelgazar, que debemos incorporar sí o sí a nuestra dieta sana, son las semillas de chía ya que previene el estreñimiento y mejora la diversidad de la flora intestinal. A su vez, reduce la inflamación muscular luego de un ejercicio intenso y también contribuye a reducir la sensación de hambre. Estas semillas aportan ácidos grasos omega-3 y 6, el doble de proteínas que otras semillas, compuestos antioxidantes, fibra y minerales que protegen el organismo de diversas enfermedades.

La preparación de este alimento para el desayuno que te ayudará a adelgazar es sencilla. Para ella necesitarás una pizca de sal, medio litro de agua, 100 gramos de avena, 50 gramos de miel, 10 gramos de canela, 40 gramos de semillas de chía y 20 gramos de esencia de vainilla. El primer paso será calentar agua, junto a la vainilla y la canela. Una vez que comience a hervir, añadir la avena y dejarla cocinar durante 5 minutos. Por último, habrá que agregar la miel, sal y mezclar. De forma opcional se pueden agregar frutos secos o frutos rojos.

Con información de Terra