Estimula tu creatividad con estos 4 hábitos

Estimula tu creatividad con estos 4 hábitos

Redacción

La creatividad es algo que debe ‘ejercitarse’ de manera constante con ayuda de diferentes actividades. Y no es necesario hacer algo complicado, sino involucrarse en actividades de juego, el trabajo, la cocina, la socialización o incluso las tareas del hogar.

El psicólogo Scott Barry Kaufman dice que enseñar creatividad no se trata de desbloquear una aplicación mental especial. Esas aplicaciones venían preinstaladas por cortesía de tu linaje evolutivo. En su lugar, debes centrarte en los hábitos que cultivan los ingredientes de la creatividad: la inteligencia y la imaginación.

Por su parte, el pedagogo e historiador Tim Leunig no solo está de acuerdo con Kaufman, sino que lleva la idea un paso más allá. Para él, el conocimiento es la base de la creatividad. 

En este sentido, hay hábitos que pueden brindarte más conocimientos y creatividad:

  • Estar abierto a nuevas experiencias

Kaufman señala que las personas creativas tienden a ser curiosas, aprecian profundamente la belleza y se esfuerzan por salir de sus zonas de confort. Para satisfacer estos deseos, buscan la novedad a través de la lectura, los viajes, el entretenimiento, la cocina, los pasatiempos, la socialización y, en realidad, en casi cualquier aspecto de sus vidas.

  • Participar en el juego

Una forma de aliviar tus ‘filtros’ es participar regularmente en el juego. El juego crea una sensación de seguridad psicológica en la que puedes expresarte, experimentar lo desconocido y simplemente volverte extraño. Debido a que no tienes que preocuparte por el fracaso o lo que los demás piensen de ti (no es un juego si lo haces), esa seguridad te brinda un permiso tácito para probar cosas nuevas y ejercitar tus músculos imaginativos.

  • Abraza la soledad

Otra forma de relajar tus filtros cognitivos es crear momentos de soledad. Estos momentos pueden implicar trabajar solo en tu oficio o simplemente soñar despierto, el último de los cuales ayuda a tu cerebro a hacer asociaciones inusuales. De cualquier manera, el tiempo debe ser libre de distracciones y lo suficientemente largo para dejar que tu imaginación funcione.

  • Dedicación y trabajo duro

El trabajo es una de las razones por las que Kaufman y otros expertos se centran en los hábitos de la creatividad por encima de los objetivos. Cualesquiera que sean tus objetivos creativos, no se lograrán esperando que una deidad finalmente se dé cuenta de tus necesidades. Pero al cultivar los hábitos que construyen tu inteligencia y le dan espacio a tu imaginación para que se flexione, puedes dar los pasos diarios que construyen hacia algo nuevo. Y son esas pequeñas contribuciones las que hacen que la creatividad sea una parte más rica de tu vida.

Con información de Grandes Medios