Este es el vuelo comercial más largo del mundo sin escalas

Este es el vuelo comercial más largo del mundo sin escalas

Redacción

Como si de una competición se tratara, las compañías aéreas, como parte de su estrategia para capitalizar los diferentes nichos de mercado, luchan por programar el desplazamiento intercontinental más largo sin escalas. Y con el vuelo SQ22 entre Singapur y Nueva York, de casi 19 horas de duración, Singapore Airlines recupera el primer lugar en la clasificación de las compañías que realizan los trayectos más largos, que ostentaba hasta la fecha el vuelo 921 de Qatar Airways entre Auckland y Doha, de aproximadamente 18 horas.

Aunque no es menos cierto que poco antes de que el SARS-CoV-2 lo complicara todo, se produjo un vuelo experimental a cargo de la aerolínea australiana Qantas que puede ser considerado perfectamente el trayecto aéreo más largo del mundo. El que se llevó a cabo a finales de octubre de 2019 entre Nueva York y Sydney, sin escalas, que duró casi veinte horas. Eso sí, se completó una vez con el objetivo de evaluar su idoneidad tanto en términos económicos como de salud para sus ocupantes ya que se estudia implantarlo, junto con otros de larga duración, a partir de 2022.

En cualquier caso, si hablamos de vuelos regulares y plenamente operativos, el que une Nueva York y Singapur es de momento el que mayor distancia recorre, aproximadamente 15,347 kilómetros. Eso sí, otros como trayectos como el que une Auckland (Nueva Zelanda) y Doha (Emiratos Árabes) o Perth (Australia) y Londres (Reino Unido) no tienen nada que envidiar.

vuelos, destinos, turismo

¿Cuál es el vuelo comercial más corto del mundo?

Es posible que sea una aberración si atendemos a cuestiones medioambientalespero la aerolínea regional escocesa Loganair realiza desde hace décadas el itinerario entre las islas Westray y Papa Westray -la más antigua y remota del archipiélago- ubicadas al norte del Reino Unido. El avión, que acoge hasta ocho pasajeros, recorre una distancia de 2,7 kilómetros en menos de dos minutos. Y si las condiciones son propicias, en menos de uno. Aunque también existe la posibilidad de hacer el trayecto en ferry.

El precio del billete es de unos 8 euros y su utilidad responde a la necesidad de los habitantes de la isla para ir al médico o hacer compras. Pero también se ha incrementado la llegada de turistas en los últimos años por su riqueza natural y valor histórico. No en vano, en Papa Westray se encuentra la que está considerada como la casa de piedra más antigua, perteneciente al neolítico, conservada en el noroeste de Europa: Knap of Howar, que data de hace más de 5.500 años.