Estas son las predicciones de Nostradamus para el 2021

Estas son las predicciones de Nostradamus para el 2021

Redacción

Muchas personas están esperando que acabe 2020 para poner punto y final a uno de los peores años de sus vidas. Solemos asociar el fin de año con cambio de ciclo, una oportunidad inclinar la balanza de nuestro lado o en anhelos de cambios profundos que a la postre demuestran ser vagas fantasías. Sin embargo, el panorama seguirá siendo complicado, según Nostradamus.

El célebre filósofo del siglo XVI inundó sus textos de un pesimismo latente seguramente influido por las desastrosas circunstancias personales que le tocaron vivir (su esposa e hijos murieron a causa de la peste). Varios de sus estudiosos más acérrimos han atribuido que algunos de los versos de su famoso libro “Les Propheties” hablan del 2021.

7 profecías para el 2021

Profecía 1: “Fuego en el cielo y chispas”… Nostradamus predijo un año de gran actividad cósmica. Si consultamos el calendario astronómico de la NASA no anda descaminado: 2021 arrancará con la lluvia de estrellas Cuadrántidas e incluso habrá un eclipse total de luna en mayo.

Profecía 2: “El recién hecho dirigirá el ejército. Casi aislado hasta cerca de la orilla. Ayuda de la élite milanesa que se esfuerza. El Duque privado de sus ojos en Milán en una jaula de hierro”. ¿Utilizarán los conspiranoicos a Nostradamus para defender la llegada de un temido chip a nuestro cerebro?

¿Cómo lo interpretamos?

Profecía 3: “Pocos jóvenes: medio muertos para empezar. Muerto por despecho, hará brillar a los demás, y en un lugar exaltado ocurrirán grandes males. Tristes conceptos vendrán a perjudicar a cada uno, Temporal dignificado. Misa para triunfar. Padres y madres muertos de infinitos dolores, Mujeres de luto, la pestilente monstruosa: La Grande para no ser más, todo el mundo para acabar”.

Algunos han interpretado eso de “medio muertos” como una alusión a los zombis, pero quizás se refiera al paro juvenil. ¿Quién sabe? Lo único que nos queda claro es que a Nostradamus no le gustaba para nada dar buenas noticias.

Profecía 4: “Después de una gran angustia para la humanidad, se prepara una mayor.El Gran Motor renueva las edades: Lluvia, sangre, leche, hambre, acero y plaga ¿Se ve el fuego del cielo, una larga chispa encendida”. La hambruna amenaza el mundo, algo que seguramente se incremente en 2021, pero habría que recordar que ya antes del covid se estimaba que 822 millones de personas en el mundo pasaban hambre.

Profecía 5: “Veremos el agua subir y la tierra caer debajo de ella”. Esta predicción es tan corta que ni los más lanzados se atreven a dar interpretaciones.

Y convulsiones políticas

Profecía 6: “El parque en pendiente, gran calamidad, A través de las tierras del oeste y Lombardía El fuego en el barco, plaga y cautiverio. Mercurio en Sagitario, Saturno desvaneciéndose”. Aunque las explicaciones no sean muy claras, algunos ya se han lanzado a situar en el mapa la nueva profecía: creen que hablan de un terremoto en California. Aunque al oeste de Lombardía haya muchas más cosas.

Profecía 7: “Debido a la discordia y negligencia francesa. Se dará una oportunidad a los mahometanos. La tierra y el mar de Siena se empaparán de sangre, Y el puerto de Marsella cubierto de barcos y velas”.

Para comprender un poco ese “pesimismo” latente de Nostradamus deberíamos situarle en su contexto histórico. Vivió en Francia cuando la peste sacudía el país; de hecho, su primera mujer y sus dos hijos murieron por esta enfermedad. Estudió medicina, pero le expulsaron cuando se enteraron de que trabajaba de boticario. Aunque para 2021 sus predicciones vuelven a ser deliberadamente “oscuras”, al menos nos queda el consuelo de saber que él mismo predijo el fin del mundo para 3797.

Con información de La Vanguardia