Escamoteo de votos no da para anular elección: PRD

Escamoteo de votos no da para anular elección: PRD

 

 

Gilberto Valadez

 

Aguascalientes, Ags.- Óscar Estrada Escobedo, representante del PRD ante el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, demandó una investigación en torno a la omisión de más de dos mil votos que fue reconocida en uno de los distritos electorales.

Sin embargo, rechazó que esta anomalía pudiera ser utilizada como argumento para la anulación de todo el proceso; de la forma que lo ha demandado el Partido Revolucionario Institucional.

“Tenemos que serenarnos y ver las cosas como son”, exigió el perredista.

A casi cuatro meses de la elección estatal en Aguascalientes, se dio a conocer que debido a un error de cómputo en el primer distrito electoral –con sede en el municipio de Rincón de Romos- no se registraron 2,800 votos. El IEE ya aceptó la equivocación.

En conferencia de medios, Óscar Estrada recordó que la falla de la contabilidad en ese distrito se les pasó a los representantes de todos los partidos, “incluso al afectado. Hay que mencionar que la falla no ocurrió en la sede principal del IEE, sino en un consejo distrital”, apuntó.

El representante perredista consideró necesario que se abra una indagación, pero descartó que pueda modificarse el resultado: “hablamos de dos mil votos y no es algo significativo pues la diferencia entre los candidatos a la gubernatura es mucho mayor y no es una causal de nulidad que sí podría ser la intromisión del clero católico, la cual tampocosabemos si tienen elementos para acreditarlo”.

– ¿Cuál sería el llamado a los partidos políticos?

– Yo te puedo decir que como representante ante el IEE siempre se ha actuado de buena fe, en la medida de sus posibilidades de manera profesional y nunca he visto dolo o intención de inclinar la balanza hacia algún lado. La gente del Instituto Electoral ya dio la cara y es lo que pediríamos a los partidos: mesura y no abrir una cacería de negros. (sic)

En las elecciones del pasado 5 de junio, el PAN fue declarado ganador de la gubernatura sobre la coalición de cuatro partidos que encabezó el PRI, quien a su vez impugnó el resultado ante tribunales.