En Japón prohíben gritar al subir a las montañas rusas

En Japón prohíben gritar al subir a las montañas rusas

Redacción

Japón.-Cada país emite sus propios protocolos sanitarios aunque estos en ocasiones sean contradictorios.

Los visitantes de los parques de atracciones en Japón deberán subir a las montañas rusas sin gritar. Los aficionados al futbol que acudan a los estadios a ver los partidos en directo también tendrán que contenerse y no cantar, aplaudir u ondear las bufandas. Estas recomendaciones forman parte de las medidas puestas en marcha por las autoridades japonesas con el objetivo de disminuir el riesgo de contagio de COVID-19, cuenta The Guardian.

El parque de atracciones Fuji-Q Highland, localizado a los pies del monte Fuji, reabrió el pasado 1 de junio después de un cierre de tres meses debido a la pandemia. Desde su reapertura, ha pedido a los visitantes que sigan las recomendaciones de la asociación de parques de atracciones y que no griten durante los viajes en las diferentes atracciones.

Algunos clientes ya se han quejado de esta medida porque consideran imposible permanecer en silencio. Especialmente, en la montaña rusa Fujiyama, que tiene dos kilómetros de largo, una caída de 70 metros y alcanza velocidades de hasta 130 km/h. Recibe su nombre del monte Fuji y cuando se inauguró, en 1996, era la montaña rusa más rápida y alta del mundo, recuerda el medio británico.Reproductor de vídeo de: YouTube (Política de privacidadTérminos)

En respuesta a la polémica, el parque ha lanzado un video en el que dos ejecutivos con mascarilla realizan el recorrido en la montaña rusa con semblante serio y sin emitir un solo sonido, invitando a los visitantes a imitarlos y “mantener los gritos en el interior”. También han puesto en marcha una campaña en la que sortean entradas gratis entre todas las personas que se suban a la montaña rusa Fujiyama con mascarillas y en silencio y lo suban a redes sociales.AP20190455708573© SinEmbargo AP20190455708573

Un portavoz del parque Fuji-Q Highland ha afirmado a The Guardian que aunque la campaña ha sido bien recibida, hay algunos clientes que no están contentos con estas medidas.

En líneas generales, la mayoría de los parques de atracciones en Japón se han reabierto, con mascarillas obligatorias en todos ellos. El parque temático Universal Studios Japan, en Osaka, abrió sus puertas a los titulares de pases anuales y a los residentes locales; Disneyland Tokio empezó a admitir visitantes el 1 de julio.

En cuanto al futbol, la liga se ha reanudado este sábado y ha establecido un número máximo de aficionados por partido: 5 mil personas podrán asistir a los estadios. Las medidas de seguridad de la competición japonesa han quedado plasmadas en 70 páginas dirigidas a jugadores, personal y seguidores, a los que se prohíbe cantar, aplaudir y ondear banderas en los estadios.

El país nipón ha registrado desde el inicio de la pandemia un total de 20 mil 261 casos de coronavirus y casi mil muertes por la enfermedad. Sin embargo, los intentos por recuperar la normalidad han tenido un serio revés al conocerse que en Tokio se registraron hoy 224 contagios, la mayor cifra diaria desde el inicio de la pandemia.

La cifra de este jueves está por encima de los 206 casos anotados el 17 de abril, la más alta hasta ahora, cuando Japón se encontraba en estado de emergencia sanitaria por la propagación del virus. El aumento de la cifra de positivos en Tokio se produce en plena desescalada en Japón y con la inminente relajación en las restricciones de asistencia de público a grandes eventos.

Con información de El Diario Es