Empresas fotovoltaicas perjudican actividades de ejidatarios en el oriente de Aguascalientes

Empresas fotovoltaicas perjudican actividades de ejidatarios en el oriente de Aguascalientes

Daniela Lomelí

Aguascalientes, Ags.- Empresas fotovoltaicas ubicadas en ejidos de la zona oriente de Aguascalientes están perjudicando con la instalación de paneles solares las actividades diarias de los habitantes de comunidades como Calvillito, El Cardón, Cañada de las Habas y El Duraznillo. Los ejidatarios temen por su seguridad y sus fuentes de ingresos. 

Cruz Pérez, quien es habitante de Cañada de las Habas e hijo de un ejidatario, explicó en entrevista con El Clarinete que desde hace más de un año, varias empresas extranjeras y nacionales llegaron a los ejidos con la finalidad de instalar paneles solares y establecerse durante los próximos 40 años, por lo que recurrieron a los ejidatarios del lugar para que les rentaran sus parcelas. 

“Hace poquito más de un año, casi un año y medio empezaron con ese proyecto de paneles solares, entonces cuando iniciaron estaban convenciendo a los productores que les rentaran sus parcelas para hacer el proyecto, entonces hubo algunos que se animaron, les rentaron alrededor de 80 hectáreas están en el proyecto”

Aunque las parcelas rentadas por los ejidatarios estaban limitadas con la instalación de cercas de púas u otros alambres, las empresas comenzaron a extenderse más allá, trabajando sobre el único camino de acceso entre las comunidades de El Duraznillo a El Cardón, complicando la movilidad de los habitantes. 

“Desde un principio empezaron a invadirnos los predios vecinos a los que ellos rentaron. Como están cercados por alambre, algunas parcelas tenían alambre de púas pero respetando el camino de acceso. Lo que hacían estas empresas es meterse a otros predios, sabiendo que había límites”

Esta situación molestó a los ejidatarios y al resto de los vecinos, ya que, cuenta Cruz, dicho acceso es fundamental para las actividades económicas de decenas de familias cuya principal fuente de ingresos es la producción de leche. 

Ante el descontento, los propietarios de las parcelas, los representantes de las compañías e incluso, miembros de la Procuraduría Agraria, realizaron una asamblea en la que se determinó la no modificación de la vialidad. Sin embargo, Pérez destaca que no se respetó ese acuerdo y en cambio se les brindó otro acceso alterno que no es adecuado, ya que las curvas son sumamente cerradas e impiden el tránsito seguro de pipas y camiones que pasan diariamente por leche o distribuyen pastura para los animales. 

“Desde un principio ellos manifestaron que tenían la necesidad de modificar un camino que tiene muchos años y accedimos bajo algunas condiciones que no respetaron. Realizaron algunas asambleas con los ejidatarios y la mayoría votó porque no se modificara el camino”

“Aquí nosotros nos dedicamos a la producción de leche, entonces diariamente pasan pipas para recolectar la leche, o camiones grandes con pastura para los animales. Nosotros les dijimos que podían modificar el camino pero que dejaran otro que fuera funcional”, dijo. 

A esa situación se le sumó un encuentro entre los habitantes de Cañada de las Habas y las autoridades. Cruz señala que en días recientes, las empresas se vieron respaldadas por elementos de la policía municipal, quienes bloquearon el acceso antiguo con sus patrullas. También aseguró que se realizaron detenciones en contra de los ejidatarios. 

“Hoy de buenas a primeras llegan con policías, bloquean ese camino que ya se había dicho que no se modificaría, lo bloquean y nos pasan por otro lado”  

Pérez estima que la extensión de las actividades de las empresas fotovoltaicas está perjudicando las actividades de por lo menos 200 ejidatarios, ya que, con un acceso que no es funcional, se reduciría la venta y distribución de leche, así como la alimentación de su ganado.  

También temen por los accidentes de tránsito que podrían darse en la nueva vialidad, los cuales podrían afectar a uno de los habitantes de las comunidades o bien, a los paneles solares recién instalados. 

Por el momento, los ejidatarios sostendrán una reunión este viernes con autoridades de la Procuraduría Agraria de Aguascalientes, con la esperanza de que se pueda determinar una acción justa para ellos y sus familias.