El ‘quédate en casa’ reduce 1.4% las ventas de Grupo Sanborns

El ‘quédate en casa’ reduce 1.4% las ventas de Grupo Sanborns

Redacción

Ciudad de México.-Grupo Sanborns, la operadora de tiendas departamentales y restaurantes de Sears, Sanborns y Sanborns Café, registró una ligera caída de 1.4% en sus ventas durante el primer trimestre del año, debido a una disminución en el flujo de clientes a los pisos de venta durante la segunda quincena de marzo.

“En enero, las ventas de liquidación y las especiales apoyaron los resultados, y se vio un efecto calendario positivo en las ventas del mes de febrero por los días adicionales y por ser año bisiesto. Sin embargo, la recomendación de quedarse en casa, para reducir los riesgos de contagio por COVID-19, originó que el gasto de los consumidores se centrara, en las dos últimas semanas de marzo, en artículos de consumo básico, disminuyendo las ventas de moda, perfumería, discos y accesorios en Sears y Sanborns”, detalló la compañía en su reporte trimestral publicado este jueves.

Esto, sumado a inversiones hechas para la remodelación de tiendas y a compras de activos fijos en todos los formatos durante los primeros tres meses del año, redujo los ingresos de la compañía, que cerró el primer trimestre del año con una caída de 23.5% en su Ebitda.

Grupo Sanborns, propiedad del empresario Carlos Slim, informó que entre todas las categorías de producto que ofrece en sus tiendas, las ventas de tecnología y cómputo fueron las únicas que aumentaron como efecto de un incremento en el y la imperante necesidad de las personas de una conexión para trabajar de manera remota.

La compañía informó que, pese a la contingencia sanitaria, que ha reducido la movilidad de las personas, sus clientes continuaron pagando sus tarjetas de crédito vía electrónica, por lo que el porcentaje de cartera vencida fue de 3.5%, mejorando respecto con el primer trimestre de 2019, cuando fue de 4.2%. No obstante, como sus tarjetahabientes compraron menos en marzo, los ingresos por crédito disminuyeron 1.4% en el mismo periodo.

Al 31 de marzo, la empresa mantiene una deuda de 1,000 millones de pesos y un monto de efectivo de 1,037 millones de pesos, 38.6% menos comparado con los 1,690 millones con los que contaba al cierre de 2019, debido al pago hecho a los proveedores por la mercancía de la temporada invernal.

“Los inventarios y la cartera representan el foco principal de la compañía, los cuales representan el 22.7% y el 22%, respectivamente, de los activos totales de la empresa al cierre del primer trimestre”, dijo la compañía.

Debido a esto, y ante la contingencia sanitaria y el cierre de tiendas en abril, Grupo Sanborns dijo que está implementando medidas adicionales para reducir y contener gastos generales, así como para mantener un control un estricto de los inventarios, que ahora se han convertido en “dinero almacenado en las bodegas”.


Para elevar esta disponibilidad de efectivo en los siguientes meses, la compañía depende de sacar el inventario, con un valor de 12,390,055 millones de pesos, que ahora tiene almacenado en sus bodegas, así como de los 10,580,020 millones de pesos de sus cuentas por cobrar.

Pero Grupo Sanborns reconoce que mover ese inventario no será sencillo en los siguientes meses debido a que diversas circunstancias -como la disminución en el gasto público, la incertidumbre sobre las exportaciones a Estados Unidos, las variaciones en los tipos de cambio del peso mexicano y los incrementos en los precios de los energéticos-, generarán una mayor incertidumbre económica para el año 2020, lo cual podría tener “algún efecto adverso” en el desempeño de la empresa.

Con información de Expansión