El preso “más guapo del mundo” debuta en la pasarela

El preso “más guapo del mundo” debuta en la pasarela

Redacción

EU.- Menos de un año después de salir de prisión, Jeremy Meeks ha llegado a la Semana de la Moda de Nueva York donde ha desfilado para Philipp Plein. En primera fila, Madonna y Carine Roitfeld. El conocido como el modelo más guapo del mundo posó con la exeditora de la revista Vogue Francia para una foto de la que luego presumió en su Instagram, en el que tiene 760 mil seguidores. “Con mi nueva amiga”, escribió.

El ahora modelo comenzó a hacerse famoso hace algo más de dos años cuando se difundió la foto de su ficha policial previa a entrar entre rejas. Meeks fue arrestado en el verano de 2014 y condenado a 27 meses de cárcel por atraco a mano armada. La fotografía de su ficha policial obtuvo 100 mil “me gusta” y 20 mil comentarios en tan solo dos días, convirtiéndolo en toda una sensación viral. Tras salir de la cárcel, el exconvicto fichó por la agencia de modelos White Cross Management.

Pero Meeks no solo busca triunfar como modelo, según su perfil en la página web de la agencia también quiere probar como actor. Aunque por ahora es en la primera faceta donde está consiguiendo sus primeros trabajos: el pasado mes de junio, dos meses después de salir de la cárcel, Meeks debutó en la pasarela promocionando el merchandising del equipo de la NBA, Golden State Warriors.

Casado y padre, Meeks nació en Stockton (California, Estados Unidos) hace 31 años. Durante más de una década ha sido una presencia constante en los tribunales pero ello no le ha impedido lucir su cuerpo trabajado en el gimnasio, subrayado por numerosos tatuajes de pandillero de los que ha presumido en las redes sociales.

Su caso, en cualquier caso, tampoco es único. Mark Wahlberg, protagonista de”Transformers: Age of Extinction” además de modelo, rapero y productor de cine, fue detenido en unas 20 ocasiones en su juventud por cargos que llegaron a incluir un intento de asesinato del que se declaró culpable; al final fue condenado a dos años de prisión de los que cumplió 45 días entre rejas.

Su presencia en la pasarela

Meeks, encarcelado durante más de tres años por tenencia ilegal de armas y hurto mayor, se subió ayer a la pasarela en la mítica Biblioteca Pública de Nueva York, en la que desfiló junto a conocidas estrellas del rap como Desiigner, Fetty Wap o Young Thug.

“Estoy intentando disfrutarlo todo y es un poco abrumador”, dijo Meeks, de 33 años, al diario local New York Post. “Este espectáculo es alucinante. Me siento honrado y bendecido”, agregó. El modelo vistió unos pantalones negros brillantes y un chaquetón del mismo color con una gran capucha con bordes de pelo, aunque también posó entre bastidores con su esculpido torso al descubierto, en el que sus numerosos tatuajes reforzaron su imagen de “chico rebelde”.

Pese a su imagen y a su paso por la cárcel, los medios describieron a Meeks, como una persona dulce y educada, a quien dijo no importarle su sobrenombre del “preso guapo”. “Acepto el nombre de ‘preso guapo’. Aceptaré cualquier nombre que la gente me quiera dar porque estoy muy agradecido”, explicó el antiguo reo, de intensos ojos azules y mandíbula y pómulos marcados.

Meeks comenzó su carrera como modelo en marzo de 2016 después de haber sido puesto en libertad, puesto que ya tenía firmado un contrato con una agencia gracias a la foto de su ficha policial, que dio la vuelta al mundo en 2014 tras saltar a las redes sociales.