El obispo de Aguascalientes: una historia de  polémicas en política, derechos humanos y ahora en salud

El obispo de Aguascalientes: una historia de polémicas en política, derechos humanos y ahora en salud

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- A punto de cumplir doce años como máximo líder de la Iglesia católica en Aguascalientes, el obispo José María de la Torre Martín viene acumulando un amplio expediente en controversias que van más allá del terreno religioso.

La más reciente polémica de parte del jerarca se presenta en tiempos de la contingencia sanitaria debido a la pandemia del Covid19, luego que de la Torre Martín ha minimizado la pandemia y hasta ofició una celebración eucarística en la Catedral de Aguascalientes, sin acatar las disposiciones sanitarias.

El suceso viene a adicionar una serie de polémicas protagonizadas por el obispo, que lo mismo le han llevado a sostener enfrentamientos con diputados, partidos políticos, la comunidad homosexual y hasta con Presidencia de la República.

Ring político

José María de la Torre asumió como sexto obispo en la historia de la diócesis de Aguascalientes a inicios de 2008, procedente de la ciudad de Guadalajara, en donde había laborado junto a Juan Sandoval Iñiguez: el cardenal que sostuvo diversos choques mediáticos con el Poder Judicial y contra partidos de filiación de izquierda.

Aunque en su llegada fue recibida de manera cordial por la clase política de Aguascalientes, de la Torre no tardaría en tener sus escaramuzas con diversos actores públicos. Dentro de los más notorios ocurrió en 2013, después que el Congreso del Estado, con mayoría del PRI, avaló una reforma local en materia constitucional para la protección a la vida, pero en el cual se rechazó la palabra fecundación y puntualizaba que las mujeres “serían dueñas de su cuerpo en ciertas condiciones”. De la Torre calificó a los diputados de Aguascalientes con palabras despectivas como “bueyes” y “gusanos”.

El hecho generó polémicas del jerarca con diputados del PRI y hasta con asociaciones civiles, algunas activistas se manifestaron frente a las oficinas de la diócesis en febrero de 2013, exigiendo a de la Torre Martín que respetase el estado laico.

Pero el obispo volvería a dar de que hablar cuando en el proceso electoral por la gubernatura de Aguascalientes en 2016, José María de la Torre promovió abiertamente a los fieles votar por “los principios y los valores del evangelio”. Los resultados electorales favorecieron al candidato del PAN, Martín Orozco, por encima de la priista Lorena Martínez quien llevó el tema a los tribunales electorales; quejándose de una supuesta injerencia del purpurado en las votaciones.

Aunque el 19 de octubre de 2016, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ratificó el triunfo de Orozco, sí acreditó la intromisión de sacerdotes católicos de Aguascalientes en el proceso por la gubernatura. Un día después, Lorena Martínez advirtió a medios nacionales “el activismo político de la jerarquía católica representa una amenaza para el estado laico”.

Ring ultraconservador

Si algo ha ganado notoriedad al obispo de Aguascalientes es su declarada guerra santa contra la comunidad de la diversidad sexual. En más de una década como jerarca en la entidad ha cuestionado en muchas oportunidades a los homosexuales calificándoles de “invertidos” y hasta de comparar la homosexualidad con una enfermedad “como la diabetes”.

Pero esas mismas polémicas también le han provocado descalabros a de la Torre. Hacia finales de 2014, el obispo aguascalentense puntualizó su rechazó al matrimonio igualitario, tras comentar que “si se permiten las bodas entre homosexuales mañana van a permitir que un señor se case con un perro y puedan heredar a los perritos”. La afirmación incluso llegó a medios internacionales, fue advertida por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el jerarca tuvo que ofrecer una disculpa pública.

Sin embargo, en mayo de 2016, la guerra santa del obispo contra los homosexuales le llevó a cuestionar al mismo presidente Enrique Peña Nieto cuando éste dejó abierta la posibilidad de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, misma postura que fue apoyada por el entonces gobernador Carlos Lozano, también priista. El obispo de Aguascalientes se manifestó en contra y hasta lo achacó a una conjura internacional. “Son lobbys minoritarios que han venido imponiendo su agenda con la instrumentalización de la Organización de las Naciones Unidas con nuestros países y apoyados por inmensos capitales”, alegó

Ring sanitario

La contingencia sanitaria por el Covid19 ha generado otro escenario de controversias para el obispo de Aguascalientes, quien siempre minimizó de forma abierta la situación.

Aunque el primer caso de una persona infectada en territorio estatal ocurrió desde el 15 de marzo pasado, José María de la Torre dispuso que se continuase con la celebración de actividades en los templos católicos. Ello a pesar de que desde el lunes 16, la Conferencia del Episcopado Mexicano recomendó posponer actos masivos, de la Torre Martín respondió tres días después con un comunicado que no se suspenderían las misas en la diócesis. “No existe un motivo para entrar en pánico”, alegó.

El jerarca católico tuvo que dar marcha atrás a finales de marzo cuando la contingencia fue aumentando, pidió suspender misas a partir del lunes 30 y parecía sumarse a la cuarentena recomendada por autoridades. Hasta el pasado sábado 11, cuando el propio obispo encabezó una misa en Catedral con motivo de las celebraciones de Semana Santa, pero no a puerta cerrada sino con apertura de fieles y la asistencia de otros sacerdotes. Algunos medios señalaron que no se respetó la distancia de metro y medio de asistentes.

La más reciente controversia del jerarca ha generado críticas en las redes sociales. La ex diputada panista Norma Zamora escribió en su cuenta de Twitter “¿De qué privilegios goza el obispo de Aguascalientes ante la autoridad, que puede retarlos y no seguir las recomendaciones que se han emitido desde hace semanas?”.