El obispado no dio un solo peso a la marcha por la familia del sábado: Sosa

El obispado no dio un solo peso a la marcha por la familia del sábado: Sosa

Francisco Espinosa

Aguascalientes, Ags.- Raúl Sosa Palos, vicario de la Diócesis, negó que el obispado haya puesto dinero o que haya estado detrás de la manifestación convocada por el Frente Nacional por la Familia el pasado sábado en la plaza principal de la ciudad, a la que acudieron aproximadamente 15 mil personas. “Simplemente hicimos una invitación abierta para que pudieran participar en esta jornada cívica. Fue un éxito, y los resultados ya se irán dando según se vaya expresando en lo que corresponda a autoridades”.

Se congratuló de la presencia de fieles de la iglesia católica, “con su viva presencia y su manifestación”. Recalcó que ni el templete, las bocinas y las pantallas que había fueron contratadas por el obispado del estado. “Nos alegramos de la respuesta nutrida que se esperaba. No sabemos bien cuantos acudieron. Se habla de cantidades pero no se sabe bien a ciencia cierta”, insistiendo en el éxito del evento, a pesar de que según cifras del propio Frente Nacional, no acudió ni el 1% de la población del país.

Insistió en que la invitación era para llevar a cabo una marcha por la familia sin más pormenores ni algo en contra de otro grupo social. “Por supuesto, siempre desde el plano natural, desde lo que la iglesia nos ha enseñado con distintos documentos, como la sagrada escritura. No se genera odio, nunca se manejó en contra de alguien más. Si alguien lo hizo, allá ellos”.

Asimismo, indicó que no existe tanta apatía como para que la invitación a no festejar en los días patrios que se está haciendo en redes sociales prevalezca y logre su cometido. “Hay mucha gente que acude en cada ciudad a donde se hace esa expresión de patria y convivencia a la ceremonia del 15 de septiembre. Sin duda habrá quien manifieste ese descontento, pero en general se manifiesta el sentido de nación”.

Aún así, dejó claro que en el obispado son conscientes de todas las fallas “pero también del sentido esperanzador al que el obispo invita desde el sentido de la fe con una ferviente oración, sintiéndonos responsables de construir un mundo mejor y una patria que anhelamos”.