El lavado de manos puede evitar el contagio de enfermedades: ISSEA

Redacción

Aguascalientes, Ags.- El lavado de manos con jabón es una actividad que salva vidas, es una “vacuna” que cada persona puede aplicarse para su sano desarrollo, expresó Juan Palos Hernández jefe de Departamento de Fomento a Estilos de Vida Saludables del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA).

Indicó que el ISSEA está consciente de la importancia de capacitar a la población sobre las actividades que se deben realizar para el cuidado de la salud.

Por ello se cuenta con personal de promoción de la salud altamente capacitado, en cada una de las 83 unidades de salud de primer nivel, con el fin de fortalecer dichas actividades de saneamiento básico.

A su vez informó que la diarrea es una de las enfermedades que mata más niños y niñas pequeños en el mundo, y que se podría reducir en gran medida si todos lavaran sus manos adecuadamente después de ir al baño y antes de manipular los alimentos y comer, entre otros.

Cada año, más de 3,5 millones de niños y niñas no llegan a celebrar su quinto aniversario de vida debido a la diarrea y a la enfermedad respiratoria aguda.

El Departamento de Fomento a Estilos de Vida Saludables agregó que el lavado de manos es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias.

A pesar de ser una barrera protectora, el lavado de manos con jabón rara vez se practica y no siempre resulta fácil promoverlo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace énfasis en que las niñas y los niños del mundo pueden ser agentes poderosos para lograr un cambio de comportamiento.

También es importante añadir mensajes que van dirigidos a las madres y padres de familia, ya que ellos también son claves importantes en la educación del cuidado de los niños menores de cinco años.

El lavado de manos con agua y jabón se debe de hacer de las siguientes maneras:

1.     Antes de alimentar a los niños y niñas.

2.     Antes de amamantar a los bebés.

3.     Antes y después de preparar los alimentos.

4.     Tras usar el baño o ayudar a limpiar a un niño, o bien después de cambiarle los pañales a un bebé.

El ISSEA, recomienda a la población hidrocálida a llevar a cabo esta práctica y realizarla todos los días en los hogares, escuelas y comunidades.

Finalmente, el hecho de que más personas se laven las manos con jabón podría contribuir de manera significativa a alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir en dos terceras partes de las muertes de niños menores de cinco años para el año 2015.