El futbol inglés quiere recuperar el dominio en Europa

El futbol inglés quiere recuperar el dominio en Europa

Redacción

Los clubes de la Premier League están gozando de una enorme popularidad alrededor del mundo, sus jugadores son tan reconocidos como los que juegan en el Barcelona o el Real Madrid. Si bien en la temporada 2019-2020 no pudieron ejercer el domino continental de la campaña anterior, en la cual el Liverpool fue campeón de la Champions League, sí se confirmó que la liga más exitosa en el mundo a nivel comercial por fin pudo ser la más poderosa dentro de la cancha. 

Esto lo decimos porque a pesar de que el Bayern Múnich fue el equipo que ganó la Champions League hace unas semanas, las casas de apuestas siguen poniendo a los equipos de la Premier League en los primeros puestos para ganar el próximo torneo. Por ejemplo, a 23 de septiembre el Manchester City tiene un momio +400 en las apuestas de la Champions en Betway y es el favorito para levantar La Orejona. En tercer sitio dentro de esa misma clasificación está el Liverpool de Jurgen Klopp con un momio de +650; el equipo escarlata sigue siendo de los más fuertes de Europa y seguro estará en la fase final de nueva cuenta.

El futbol inglés recuperó el dominio dentro de la cancha

La final de la Champions League en su edición 2018-2019 enfrentó a dos equipos de la Premier League, al Liverpool contra el Tottenham; en tanto que en la Europa League de esa misma temporada la final se jugó entre el Arsenal y el Chelsea. Ningún país en la historia había tenido a cuatro equipos disputando las dos finales de los torneos de clubes más importantes del continente en el mismo año. Claro que esto no es casualidad, los clubes de la Premier League han invertido en los mejores jugadores del mundo. 

Según los reportes oficiales de la FIFA, en el 2018 se gastaron $5.14 miles de millones de dólares en fichajes en las 5 ligas top de Europa, de los cuales $1.98 miles de millones de dólares se gastaron en la Premier League en fichajes foráneos. Si bien causan tremendo impacto mediático fichajes como el de 76 millones de libras esterlinas que pusieron al defensor holandés Virgil van Dijk en el Liverpool, y el de 56 millones que pusieron al arquero Alisson Becker también a disposición de Kloop; sin duda la inversión que más dividendos ha redituado es la que se ha hecho en directores técnicos. 

La Premier League concentra a los técnicos de élite

En la Premier League dirigen varios de los mejores estrategas del planeta, estamos hablando de Pep Guardiola con el Manchester City, Jurgen Klopp con el Liverpool, José Mourinho con el Tottenham, y Carlo Ancelotti con el Everton. No queda duda, en el mundo del futbol el dinero es el que habla y la Premier League es la liga europea que más recursos genera, lo cual permite invertir en los mejores entrenadores disponibles. Los ingresos que genera la liga inglesa hacen que palidezcan los del resto de las ligas europeas.

La competencia fortalece a los clubes de la Premier League

Más interesante todavía es que estos recursos se generen y distribuyan de manera colectiva, lo cual permite que sean varios los equipos con alto poder adquisitivo; contrario a lo que pasa en España, Alemania, y Francia, en donde uno o dos equipos son los que pueden darse el lujo de armar sus equipos a billetazos. El hecho de que en la Premier League existan seis equipos de alto nivel que disputen el título eleva el nivel de todos, eso explica por qué hace un año acapararon todos los lugares en las finales.

Un fenómeno similar se observó en el futbol italiano en los años noventa, y es que en la Serie A había siete equipos de alto nivel: Juventus, AC Milán, Inter de Milán, Lazio, AS Roma, Parma, y la Fiorentina. Todos eran contendientes al título y peleaban porque quedar dentro de los puestos europeos. Entre 1989 y 1998 solamente hubo una final de Champions League que no tuvo un equipo italiano. Esto no quiere decir que los clubes que dominan sin oposición sus respectivas ligas no sean protagonistas en Europa, los mejores ejemplos son el Barcelona, Bayern Múnich, y el Real Madrid.

Todavía estamos lejos de una época de hegemonía del futbol inglés sobre el resto del continente, pero las bases están puestas para sean cada vez más comunes las finales dominadas de por los equipos de la Premier League.