El estigma de la corrupción

El estigma de la corrupción

El Música

Aguascalientes, Ags.- Algún costo político deberá tener para el ex diputado local perredista, Armando Acosta Rodríguez el haber aceptado una concesión de taxi luego de que fue uno de los que aprobaron las cuentas públicas al ex gobernador del estado,el priista, Carlos Lozano de la Torre.

A diferencia de su compañero de la micro bancada, Marco Arturo Delgado quien si votó en contra, el oriundo de Rincón de Romos, más allá de si lo expulsan o no en caso de que no devuelva la concesión de taxi que puso a nombre de su hermana, seguramente al interior del PRD o de otro partido sí deja el sol azteca tendrá esa marca, la de la corrupción.

Actualmente el tema de la transparencia esta cada vez aunque de manera lenta ganando más adeptos en nuestro país y sí el legislador se arrepiente y por su juventud considera que se equivocó al haber aceptado ese beneficio, todavía esta a tiempo de enmendar su camino y se retome los ideales de buscar un país más justo y equitativo.

De lo contrario la etiqueta de convenenciero, chaquetero e igual que la mayoría de los mal llamados representantes le perseguirá por el resto de sus días, incluso aunque ya no se dedique a la política.

Armando Acosta Rodríguez tiene la gran oportunidad de redimirse o engrosar las nada honrosas filas de la gente de mal que abunda en nuestra nación.

Igual puede creer que ya con esa experiencia será más fácil encontrar acomodo en cualquier partido político. Total una raya más al tigre.

Por otra parte será interesante ver sí solo Acosta Rodríguez tiene este tipo de situaciones o también algún otro por ahora perredista encumbrado en Aguascalientes no sale con su domingo 7.