El cerebro de gatos domésticos es más pequeño por convivencia con humanos, señala estudio

El cerebro de gatos domésticos es más pequeño por convivencia con humanos, señala estudio

Redacción

Los gatos y los humanos han convivido de una manera mucho más cercana durante los últimos 10 mil años. Muchos de estos animales renunciaron a las características de sus progenitores salvajes por el cuidado que ahora les brindan sus compañeros humanos.

Cientos de generaciones cuya reproducción ha sido gestionada por humanos no solo ha cambiado su comportamiento actual, sino también el tamaño de su cerebro, señala un nuevo estudio de la Universidad de Viena y los Museos Nacionales de Esocia.

Tal estudio comparó el tamaño de los cráneos de los gatos domésticos contemporáneos con otras especies de gatos salvajes. El equipo de expertos encontró que el cerebro de los gatos actuales se redujo de manera significativa en los últimos 10 mil años.

El resultado coincide con otros que demuestran que lo mismo pasó con el cerebro de perros, ovejas y conejos contemporáneos en contraste con los que no fueron domesticados.

Los especialistas creen que se debe a la disminución en las células de la cresta neural, encargadas del procesamiento y respuesta de amenazas, ya que en sus hogares, no hay por qué preocuparse si son los humanos los que los proveen de alimento y seguridad.

Con información de National Geographic