El bombardeo político de Roger Waters en el Zócalo capitalino

El bombardeo político de Roger Waters en el Zócalo capitalino

Redacción

Ciudad de México.- Los característicos mensajes que un contestatario Roger Waters envió a la sociedad mexicana también aparecieron durante su concierto en el Zócalo de la Ciudad de México. Uno de los que más retumbaron fue la respuesta ante las declaraciones del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, en contra de los migrantes. “Trump eres un pendejo”, fue el mensaje de Waters.

La cátedra musical comenzó en punto de las 20:00 horas, cuando un mundo comenzó a subir y acercarse entre el universo. La Catedral metropolitana quedó atrás del escenario con una pantalla de 90 metros de largo por 26 de alto y sus luces se mostraban tenues.

La figura del músico quedó en medio de la proyección psicodélica y conceptual mientras la lluvia comenzaba a hacerse presente.

Repertorio

“Hola”, dijo Waters en español. “Regresemos a los anales del tiempo”, continuó en inglés para iniciar con “Speak to me”, “Breathe” y “Set he controls for the heart of the sun”.

Los movimientos de las imágenes y la energía fueron protagonistas en “One of these days”, los relojes en “Time” y las monedas en “Money”.

La voz del propio Roger se escuchó en “Us and them”, haciendo homenaje a músicos que se quedaron en el camino como el caso de Bob Marley.

Mensajes de protesta contra la policía, la violencia y el medio ambiente acompañaron “Fearless”, así como banderas palestinas que se llevaron los aplausos al igual que la unión de manos y frases como: “Si no estás enojado no estás poniendo atención”.

Hace dos años conoció a un chico que está luchando para ser doctor y en su noche especial lo presentó como uno de sus músicos. “Él es mi hermano y es su hermano así como ustedes son mis hermanos y nuestras hermanas, sobrinos, tías, abuelas, primos… todos en el mundo somos uno”, expresó antes de “You’ll never walk alone”.

Cuatro chimeneas subieron al tiempo que sacaron humo ambientadas por sirenas de ambulancia, como la fábrica en la portada del disco de Animals, lo que despertó el júbilo. Los acordes fueron ovacionados en “Pigs on the wing 1” y “Pigs on the wing 2”.

El éxito “Another Brick in the Wall Part 2” fue la más coreada y los miles de asistentes subieron sus celulares para grabar un pedazo del tema que refiere a los infantes de todas las razas y que interpretó con un coro de niños y adolescentes junto a él.

Sin decir nombres incluyó en las leyendas de la pantalla la de “Renuncia ya”, tal como el hashtag utilizado en redes sociales en contra del presidente de México, Enrique Peña Nieto. El hecho de que lo hiciera en este lugar hizo del mensaje, aplaudido por la mayoría, algo más emblemático al estar al lado del Palacio de Gobierno.

Para finalizar incluyó “Run like hell”, “Brain damage” y “Eclipse”, lanzando coloridas luces y formando un triángulo como en el álbum The dark side of the moon.

“Yo estoy muy feliz de estar aquí. La última vez que toqué para México conocí a algunas familias de los jóvenes desaparecidos de México, sus lágrimas se hicieron mías.

Claro que las lágrimas no traen de vuelta a sus hijos”, leyó en la carta en español que escribió y que fue conocida durante sus dos presentaciones en el Foro Sol.

Mensaje

“Señor Presidente”, continuó ante los abucheos de los presentes, “más de 28 mil hombres, niños y niñas, han desaparecido, muchos de ellos desde 2012. ¿Dónde están?, ¿qué pasó? (…) la gente está lista para un nuevo comienzo y es hora de derribar el muro de privilegios que divide a los ricos de los pobres. Sus políticas han fallado, la guerra no es la solución; escuche a su gente, señor Presidente, los ojos del mundo lo están observando”, finalizó. Luego de cerrar con “Comfortably Numb”, Waters alzo los brazos y gritó: “¡Viva México cabrones!”

El reporte. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reportó 170 mil asistentes al concierto de Roger Waters en el Zócalo, por lo que reforzó la seguridad en la zona.

Hacia las seis de la tarde la Secretaría de Seguridad Pública invitó a los visitantes a ver el concierto a través de las pantallas que se instalaron en las inmediaciones del Zócalo.