Duterte y Obama hacen las paces con apretón de manos

Duterte y Obama hacen las paces con apretón de manos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par filipino se dieron un apretón de manos el miércoles y mantuvieron una corta conversación, dijeron funcionarios, aliviando las tensiones tras los insultos de Rodrigo Duterte esta semana.

Duterte describió el lunes a Obama como un “hijo de puta” un día antes de una reunión de líderes del sudeste asiático en Laos.

Los líderes se iban a reunir el martes, pero la Casa Blanca canceló el encuentro tras el insulto de Duterte.

Estoy muy feliz de que se haya producido”, dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores filipino, Perfecto Yasay, sobre el encuentro.

Duterte insultó a Obama en medio de la defensa de su guerra contra las drogas que ha dejado más de 2 mil 400 muertos, pero luego se mostró arrepentido de sus palabras.

Los líderes estrecharon sus manos y hablaron por un par de minutos mientras esperaban para ocupar sus lugares en una cena de gala previa a la cumbre del jueves, dijeron Yasay y varios aliados de Duterte.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que “el encuentro consistió en un intercambio de cumplidos”.