Dos obispos peculiares en Aguascalientes: El Fisgón

Dos obispos peculiares en Aguascalientes: El Fisgón

Francisco Espinosa

Aguascalientes, Ags.- Rafael Barajas Durán, ‘El Fisgón’, caricaturista alabado por su sátira constante en temas de política y sociales, estuvo en esta capital en el marco de la Muestra internacional de caricatura “El Brigadier” y habló sin perder el tiempo de la intervención sin castigo del clero en las pasadas elecciones estatales. “Se sienta un precedente serio“.

En este estado tienen el dudoso privilegio de tener a los dos obispos más peculiares del país: Ramón Godínez, aquel que dijo que el dinero del narco se limpiaba cuando entraba a una iglesia y el señor José María de La Torre, quien se ha lanzado en una embestida contra los matrimonios igualitarios digna del siglo XVI”.

Lamentó que el clero siga representando al México colonial, atentando contra el estado laico, del que dijo hay que defender “porque es una de las pocas garantías contra el atraso colonial, que fue brutal”. Fue claro al decir que la iglesia no ha entendido una sola cosa: “están librando una batalla que ya perdieron hace tiempo. Desde el momento en que se pone a discusión los matrimonios igualitarios, ya perdieron el debate. Sus lógicas son del siglo XVI, anclados en el catecismo y en el castigo del infierno”.

Insistió en que afortunadamente, estos pensamientos del obispo de la Torre ya fueron rebasados por la historia, “aunque todavía no se enteran y tengamos que decírselos”. Lamentó lo sucedido en el proceso electoral, “porque ahora veremos cómo todos los obispos sentirán libertad de intervenir en cuestiones políticas sabiendo que el castigo es nulo. Esto si implica aún retroceso histórico muy serio”.

Recordó que una de las cosas que evitó que México no fuera verdaderamente independiente en el siglo XIX fue la intervención del clero en política. “No hay que olvidar que los liberales eran muy religiosos. Contra lo que dicen, Benito Juárez era un fiel creyente. Sin embargo, quería una nación independiente; la iglesia ha sido un obstáculo para la soberanía mexicana durante décadas. La iglesia fue dueña de este país a todos niveles. México pudo avanzar hasta cuando se estableció el estado laico”.