C√°rtel de la segunda temporada de la serie Stranger Things, producida por Netflix

Disney y Warner anuncian entrada al negocio de la televisión por Internet

La Jornada

Estados Unidos.- Los grandes consorcios de entretenimiento están a punto de librar una de sus batallas más feroces por la atención del público. Netflix, actual líder distribuidor de programas televisivos y películas por Internet, que quitó audiencia a la televisión abierta y por cable, enfrentará competencia directa de las productoras Disney y Warner, y ya lidia con empresas rivales como Hulu, HBO Go y Amazon Prime.

Disney hizo importantes anuncios esta semana, entre ellos que producirá una nueva trilogía de La guerra de las galaxias, realizada por Rian Johnson –quien dirigió la más reciente entrega de Los últimos Jedi– y una serie de televisión basada en los personajes de Star Wars, que se presentará en la nueva plataforma que la empresa del ratón ofrecerá a partir de 2019.

Asimismo, Disney adelantó la producción de nuevos programas inspirados en sus franquicias Monsters Inc. y High School Musical, al tiempo que retirará de Netflix sus películas protagonizadas por los superhéroes de la editorial de cómics Marvel, también propiedad del ratón Miguelito. Esto último deja con la incertidumbre acerca de qué su- cederá con las series Dare Devil, Jessica Jones y Punisher, entre otras realizadas por un convenio entre ambas empresas.

Para complicarle el panorama a Netflix, Warner anunció en junio pasado que creó un servicio para ver películas y series en televisión y dispositivos móviles, que incluirá la nueva serie Titans, inspirada en los superhéroes Los Jóvenes Titanes, creados por el guionista Marv Wolfman y el dibujante George Pérez.

Netflix ya tiene competencia directa. Hulu ofrece los más diversos programas de entretenimiento y deportes, tal como planea hacerlo Disney, con un servicio apoyado por la cadena ESPN, de su propiedad. HBO Go tiene producciones originales encabezadas por la muy popular serie Juego de Tronos, y CBS All Access encabeza su programación con la serie de ciencia-ficción Star Trek: Discovery, que comparte con Netflix.

Sin embargo, Netflix es rey a escala mundial en la distribución de películas y series por Internet, servicio que es más barato al público que la televisión por cable. Pero más tarde que temprano competirá con quienes hoy son sus proveedores de contenido. Ahora bien, al dejar de pagarle a éstos, podrá invertir en programación propia que buenos resultados ha obtenido con sus series Stranger things y Orange is the new black, al igual que la película Okja.

Por lo pronto, Netflix encabeza las preferencias de los televidentes por Internet en México. Según la firma consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), esta compañía tiene al momento 63.6 por ciento de los suscriptores a servicios de televisión en línea; Claro Video (de Carlos Slim), 24.9 por ciento, y Blim, de Televisa, 6.9 por ciento. CIU sostiene que HBO Go tiene a 2.3 por ciento de los suscriptores, mientras Fox Play, Mubi, Filmin Latino y Amazon Prime juntan entre todas 2.4 de las suscripciones.

Esta es la televisión del siglo XXI, alejada en contenidos, formatos y la visión empresarial de la tele abierta y por cable.