Día internacional de la mujer 8 de marzo

Día internacional de la mujer 8 de marzo

Lucha por un mundo donde seamos socialmente iguales, 

humanamente diferentes y totalmente libres. 

Rosa Luxemburg 

El recorrido ha sido largo y tortuoso en la mayoría de sus momentos, las jornadas de lucha, de exigencia, de reclamo, del grito desgarrador del que no ha sido escuchado, son solo ejemplos en los milenios de olvido.

Con los antecedentes inmediatos de una guerra ignominiosa; de una pandemia que destrozó familias, comunidades, sectores, grupos; con un México arrinconado por la indiferencia de muchos; la idolatría de otros; la sinrazón de unos más; divididos por una voz, entre los buenos y malos, entre los que tienen y los que no, entre los que luchan y los que deben recibir.

Así llegamos a este 8 de marzo, con demasiados sin sabores, pero también con la esperanza de un mejor presente y un mañana próspero, un futuro lleno de mejores condiciones de vida, de la oportunidad de dignificar al otro, al prójimo. 

El día internacional de la mujer, es una fecha que llama a la reflexión, pero sobre todo a la actuación; reconocemos un avance importante en la búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres, pero una realidad yace en la idiosincrasia de nuestra sociedad, una que resiste, que niega, que objeta, que cuestiona, que no reconoce a plenitud los derechos de las mujeres; ahí es donde se debe de actuar, de reconfigurar, de resetear, de EDUCAR. 

Desde el hogar, la necesidad de cimentar y dar estructura a esta nueva realidad, en el que la mujer hoy es y será pilar fundamental en cada área de la colectividad, de su evidente y real participación política y de dirección en los destinos de esta Nación que no deja de crecer, de aprender, de experimentar, pero que se fortalece por la voluntad, el tesón, la fuerza, la voz, la acción y sobre todo el corazón de nuestras MUJERES.

En este día y todos los días, llevemos el pensamiento a la palabra, y de la palabra a la acción, por una igualdad entre hombres y mujeres. 

Que nada nos limite. Que nada nos defina. Que nada nos sujete. 

Que la libertad sea nuestra propia sustancia

 Simone de Beauvoir, filósofa.

Colaboración 

Miguel Ángel Juárez Frías/ Rector asociado de LUXX U-Línea campus Ejecutivo Valle De Toluca