Destituyen a tres mandos tras paro de policías estatales en Zacatecas

Destituyen a tres mandos tras paro de policías estatales en Zacatecas

Redacción

Zacatecas, Zac.- Después de dos días consecutivos en paro general de labores, los policías estatales de Zacatecas lograron la destitución de tres mandos de la corporación. Se trata del subsecretario de Seguridad Pública, el director de la dependencia y la jefa de División de Fuerza Policial, acusados de irregularidades administrativas y actos de corrupción.

Desde el sábado por la mañana, los inconformes encararon al titular de la secretaría, Adolfo Marín Marín, a quien le expusieron un sinnúmero de quejas contra José Anciano Medrano, el subsecretario; Israel Reyes García, director de la corporación y Lisbeth Takahashi Castañeda, jefa de la división de fuerzas especiales.

Ya durante el domingo, el general retirado del ejército mexicano llegí a las instalaciones de la SSPZ para instalar una mesa de diálogo con una decena de representantes de los policías en paro. Aunque intentó acceder con elementos de la Guardia Nacional, que son sus escoltas, al final entró solo a dialogar con los inconformes a puerta cerrada.

En los últimos dos años, la Policía Estatal Preventiva ha perdido a alrededor de 450 elementos que renunciaron. Ahora quedan cerca de 800 policías activos, de los cuales 600 son policías de carretera y los otros 200 son ex policías federales, a quienes los acusaron de ser corruptos por parte de los inconformes.

Además, en 2021 fueron asesinados 37 policías en Zacatecas. Durante los primeros tres meses de este año ya van 15 asesinatos de uniformados.

Las quejas se suman también contra las sanciones y castigos que imponen los mandos policiacos a los elementos, el trato diferenciado, el salario y otras cuestiones que son diferentes a la situación de los ex policías federales.

Al final de este domingo, el general Marín Marín resolvió 7 de los 10 puntos del pliego petitorio de los policías estatales, en los qu eincluye la destitución de los ya señalados. También se comprometió a adquirir 600 nuevos chalecos balísticos y en 10 días, otorgar uniformes nuevos.

También se comprometió a mejorar el servicio de alimentación, un trato igualitario para los policías estatles de carretera y la asignación de dormitorios. Además, se respetarán y autorizarán los permisos económicos que por ley merecen y no habrá represalias contra la manifestación.

Con información de La Jornada