Desmantelan Procuraduría de la Defensa del Trabajador en Aguascalientes

Desmantelan Procuraduría de la Defensa del Trabajador en Aguascalientes

Claudio Bañuelos
Aguascalientes, Ags.- La barredora llegó con todo a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, dependencia que depende de la Dirección del Trabajo adscrita a la Secretaría General de gobierno del estado que encabeza el panista, Martín Orozco Sandoval, luego de que fueron cesados unos 11 empleados y solo dejaron a dos secretarias.
En esta dependencia fueron despedidos notificadores, abogados, y las audiencias fueron aplazadas. En la puerta de la dependencia se lee un recado que dice “Al público en general se les informa que por causas administrativas solo se estarán atendiendo a personas citadas hasta nuevo aviso. Atentamente Procuraduría Local de la Defensa del Trabajo“.
Esta dependencia al ser quien defiende a los trabajadores despedidos por abogados de oficio resolvía hasta tres casos por hora en sus jornadas laborales de 8:00 horas a las 15:00 horas de lunes a viernes.
Por ahora las labores están suspendidas.
Algo parecido sucedió en el Registro Público de la Propiedad, toda vez que desde el viernes hasta este lunes fueron despedidos al menos 28 empleados de los cerca de 35 que laboraban en esa dependencia.
El sábado pasado el propio Orozco Sandoval dio a conocer que solo en el Instituto de Salud del estado entre 500 y 800 empleados serán cesados o reubicados, ello a raíz de los recortes presupuestales que aplicó el gobierno federal para todas las entidades y que para el caso de Aguascalientes asciende a los mil 500 millones de pesos.
Pero sobre todo ha reiterado el gobernante panista que ha encontrado en una sola oficina “quien saca las copias, quien prende la máquina y quien lleva las copias“, además de que tienen sueldos exorbitantes para el cargo que les fue asignado en la pasada gestión del priista, Carlos Lozano de la Torre que concluyó el pasado 30 de noviembre.
En la primera semana de su gestión el mandatario estatal indicó que iban a despedir a mil 200 personas en su mayoría de confianza que les heredó la pasada administración.
Se trató de hacer una entrevista con Javier Luévano Núñez, secretario general de gobierno sin embargo se disculpó y señaló que iba a sostener una reunión y que después atendería a la prensa.