Deshaun Watson, la esperanza de los Dolphins

Deshaun Watson, la esperanza de los Dolphins

Redacción

EU.-Alistan cambios en los equipos de la NFL.

La fecha límite para cambios de jugadores de la Temporada NFL 2021 cada vez está más cerca –2 de noviembre a las 15:00 hrs. del Centro de México–, y un jugador con uno de los futuros más inestables es el quarterback de los Texans, Deshaun Watson, quien ya no quiere jugar para Houston, pero que afronta diversos temas legales que le impiden moverse fácilmente de equipo. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el caso Deshaun Watson y quiénes podrían arriesgarse e intentar adquirir sus servicios.

¿En dónde vamos en el caso Deshaun Watson?

Uno de los casos más complejos que ha tenido la NFL en los años recientes es el del QB Deshaun Watson, quien en la offseason pasada le dejó en claro a los Texans que quería salir de la organización a toda costa, sin embargo, a partir de allí las cosas tomaron un giro brutal. Entre mediados de marzo y principios de abril, Watson fue demandado por el despacho de abogados Buzbee Law Firm, siendo objeto de hasta 22 demandas civiles por supuesta agresión y conducta sexual inapropiada. No obstante, hasta el momento, el caso legal sigue sin resolverse, y el tiempo corre.

La fecha límite para trades de la Temporada NFL 2021 es el próximo martes 2 de noviembre a las 15:00 horas del Centro de México, y varios equipos están interesados en adquirir a Watson, pero, ¿qué significa intentar hacerse con sus servicios? Sin duda es arriesgar el futuro de tu propia franquicia.

Gracias a que Watson actualmente no planea jugar con Houston, la NFL se ha evitado la gran problemática de decidir si el quarterback de los Texans debe ser colocado en la lista de licencia con goce de sueldo, y es una decisión que al parecer se postergará hasta el último instante que deba ser tomada. Sin embargo, con los casos legales pendientes, en este preciso momento, Watson no debería tener ningún problema en jugar inmediatamente después de ser adquirido por algún otro equipo.

Pero la liga también está contra la pared al tener la delicada tarea de evaluar si se le permitirá o no jugar a Watson. Si juega, la NFL será acusada de no tomarse con seriedad las acusaciones de conducta sexual inapropiada, pero si se le asigna en la licencia con goce de sueldo, la misma organización será objeto de críticas por privar de participar a un jugador que no ha sido acusado formalmente de ningún tipo de delito.

Por ello, debe quedar claro: en este instante Watson no juega porque no quiere estar con los Texans, pero en el momento en que un trade sea consumado, está en el poder de pisar el campo con su nuevo equipo desde el Día 1. No obstante, nada le asegura a este futuro nuevo equipo que, eventualmente, la liga no decidiría suspenderlo apenas un intercambio se realice. Es una decisión que la NFL no ha tomado porque no se ha visto en la necesidad de hacerlo.

Además, en el futuro a largo plazo, inevitablemente las demandas civiles deberán tener un desenlace y la problemática podría escalar mucho más allá de solo ser suspendido por la liga. Podría incluso terminar con Watson en prisión, pero esas ya solo son suposiciones que, al igual que el front office de los equipos interesados en un trade, deben estar en el radar aunque no haya una garantía en lo absoluto. Pero, ¿quiénes son los interesados en hipotecar su futuro a cambio de potencialmente nada? Hay un claro líder en la carrera, pero varios equipos en la mezcla.

Watson, ¿la única esperanza de los Dolphins este 2021?

Desde comienzos de la offseason se ha reportado que a cambio de su quarterback estrella, Houston pide 5 activos: 3 picks de primera ronda y 2 picks de segunda; o el equivalente, quizá reservando alguna de las selecciones, pero involucrando jugadores de alto renombre en el trato para igualar el pedido inicial. Pero por un QB que no estás ni siquiera seguro de si se uniformará con el jersey de tu equipo hay que estar desesperados para realizar este movimiento, y por eso los Dolphins apuntan a ser el destino ideal.

Miami ha sido una de las decepciones más grandes de este 2021. Derrotas impensables a principios de año sobre los Jaguars, Falcons, y más, los tienen con marca de 1-6, y el gran problema es que el QB Tua Tagovailoa sigue sin convencer ni a propios ni a extraños. El HC Brian Flores y el GM Chris Grier quieren salvar su trabajo; salir del hot seat antes de que el dueño Stephen Ross decida sustituirlos, y todo apunta a que Watson es esa chispa que necesitan para conservar su puesto.

Vía John McClain del Houston Chronicleel pasado miércoles se informó que la novela de Watson podría estar por llegar a su fin. Texans y Dolphins han intensificado sus esfuerzos para realizar un trade, el cual podría consumarse antes del próximo 2 de noviembre, y Miami es el destino ideal por varias razones:

Tua de quarterback está lejos de ser el problema principal del equipo, pero nada asegura que será la respuesta; nada garantiza que será un Top-5 QB como Watson ya lo es, y justo por eso los Texans piden tanto a cambio de él, porque es un jugador que ya está probado y que apenas tiene 26 años. Adquirirlo significa asegurar la posición por hasta las próximas 10 temporadas, si los temas legales se resuelven correctamente.

Además, finalmente, cuando Watson firmó una extensión de 4 años y 156 MDD previo al inicio de la Temporada NFL 2020, su contrato incluía una cláusula de no-trade, la cual le brinda la oportunidad de elegir su siguiente posible destino, y las múltiples fuentes indican que, aunque Watson ya rechazó a algunos equipos que se interesaron en él a lo largo de la temporada, estaría dispuesto a aprobar un acuerdo con Miami, quienes, en caso de adquirirlo, deben también tener en cuenta que en 2022 tendrá un salario base de 35 MDD.

Con información de Primero y Diez