Desfogue de presas en Aguascalientes no implica riesgos

Redacción

Aguascalientes, Ags.- Debido a las lluvias de los últimos días sobre la zona oriente de la ciudad de Aguascalientes, tres presas se encuentran actualmente escurriendo excedentes sin que esto represente algún riesgo para la población, informó Salvador Gaytán Rangel, director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

También señaló que las acciones de desfogue de dos de estos embalses –El Cedazo y Los Gringos- son actividades que pudieran calificarse de cotidianas al inicio de cada temporada de lluvias a fin de mantener un nivel que les permita captar avenidas extraordinarias que se pudieran presentar durante los periodos pluviales. 

El funcionario federal enfatizó que la Conagua, en coordinación con Protección Civil, mantiene un programa estructurado de monitoreo permanente para vigilar la evolución y comportamiento de estos dos embalses y en el transcurso del año se desfogan periódicamente para mantener un nivel estable de captación de aguas tratadas.

En cuanto a la presa El Cedazo, explicó que comenzó a derrama por su vertedor un aproximado de 10 litros por segundo (l/s). En ese sentido, la Brigada Protección a Infraestructura y Atención a Emergencias (BPIAE), en trabajo conjunto con el Sistema Estatal de Protección Civil, iniciaron ya la instalación de mangueras sobre la cresta vertedora para sifonear y bajar el nivel de almacenamiento.

Sobre a la presa de Los Gringos, Salvador Gaytán subrayó que actualmente tiene un almacenamiento de entre el 80 y 85 por ciento de su capacidad. Este embalse también se encuentra dentro de la zona urbana y se están desfogando por su obra de toma alrededor de 50 l/s.

Finalmente, el director local de la Conagua indicó que la presa de El Niágara es un embalse que normalmente se encuentra con niveles altos de almacenamiento, entre 85 y 90 por ciento en promedio, ya que recibe las aguas de la planta de tratamiento de la ciudad de Aguascalientes, además del escurrimiento pluvial de la ciudad, motivo por el cual se encuentra derramando por vertedor 3.1 metros cúbicos por segundo (m3/s).

Sin embargo, señaló que no hay riesgo para la población ya que aguas abajo el río San Pedro tiene la capacidad suficiente para poder absorber las avenidas que pudieran presentarse. En los tres casos, la Conagua mantiene un seguimiento puntual en conjunto con Protección Civil a fin de monitorear la evolución de los embalses.