Depresión no puede ser argumento para hacerse una cirugía estética

Depresión no puede ser argumento para hacerse una cirugía estética

Andrés Rojo

Aguascalientes, Ags.- Especialistas médicos coinciden en que la depresión o el bajo autoestima no puede ser nunca el motivo principal para someterse a una cirugía estética ya que en la actualidad hay algunas personas que se acercan a realizarse una intervención quirúrgica para mejorar su aspecto físico y con ello incrementar su estado anímico.

De acuerdo a Roberto Macías Ramírez, presidente del Colegio de Cirujanos Plásticos de Aguascalientes, la mayoría de las personas que se acercan para practicarse una cirugía estética son mujeres que se acaban de divorciar y que acuden pensando en que el aspecto físico fue el motivo para la separación.

“Si es una paciente que tiene esas características, falsas expectativas, que tiene problemas de depresión o que está en una separación o en un divorcio, que ha muerto su pareja, que tiene una pérdida importante, no es muy recomendable hacer el procedimiento porque tal vez está en un periodo de duelo que lo que requiere es otro tipo de tratamiento”.

Incluso, médicos cirujanos han llegado a rechazar a pacientes que buscan mejorar su aspecto físico en base a su situación emocional pero que lo que necesitan son otro tipo de tratamientos y terapias.

Roberto Macías aseveró que el diagnostico previo para quienes quieren someterse a una cirugía estética sirve también para detectar trastornos mentales, como es la obsesión que tienen algunas personas en realizarse este tipo de procedimientos aunque no los necesiten, es una especie de adicción que les provoca cambiar constantemente de imagen.

“Hay personas que les gusta estarse operando, que tienen una dismorbofobia o que tienen algún otro trastorno de imagen y que en determinado momento ellos buscan y tienen la necesidad de estarse operando”.