Debe ponerse un alto a la Iglesia para que no se meta en asuntos del Gob: IAG

Debe ponerse un alto a la Iglesia para que no se meta en asuntos del Gob: IAG

Redacción

Aguascalientes, Ags.- Durante la Séptima Reunión Plenaria de Coordinación de Delegados Federales, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Isidoro Armendáriz García, invitó a sus homólogos a no permitir que el gobierno esté sujeto al desgaste o deslegitimación emanado del poder de las iglesias en México.

Detalló que “el artículo 40 de nuestra constitución establece que el pueblo de México se constituyó en una república democrática, representativa, laica y federativa, tal pareciera que el concordato de la iglesia respecto del concordato del Estado nacional se quiere poner al mismo nivel y en algunas ocasiones faltarle al respeto a las instituciones nacionales y al propio Presidente de la República”.

Dijo que con estos actos por parte de la iglesia se pone en riesgo la soberanía del país, a pesar de que es precisamente en la Carta Magna, en sus artículos 49, 50 y 80, donde se delimita y señala de manera muy clara las funciones de los Poderes Legislativo y Ejecutivo.

De esta manera, subrayó que a pesar de que se encuentran especificadas las tareas de cada uno de los poderes, en ciertas ocasiones hay otras esferas que invaden el accionar de otros ámbitos públicos, lo que va en detrimento de los intereses nacionales.

Frente a un numeroso grupo de Delegados, refirió la necesidad de fortalecer las instituciones desde una óptica completamente autónoma y laica, en acompañamiento de la sociedad civil organizada, con el propósito de enriquecer el quehacer del gobierno; en este sentido, destacó que estas actividades deben alejarse de la intromisión del Clero de manera activa y conforme a sus intereses, puesto que se pondría en riesgo el sistema político mexicano, puesto que hay decisiones exclusivas de los gobiernos y la libertad de los ciudadanos.

“Tenemos un serio problema porque mientras la Constitución nos dice que el Poder Ejecutivo debe ser la base para la consolidación de las instituciones, lamentablemente se ha venido degradando poco a poco y lo hemos dejado que suceda”.

Por ello, lamentó que de acuerdo a las más recientes encuestas, la imagen pública del Presidente de la República ha ido en descenso, “no hemos tenido la capacidad, desde el punto de vista operativo, táctico y estratégico, desde la operación política nacional y quizá nosotros en algunos casos, para mejorar la imagen del Poder Ejecutivo en México”.

Ante ello, convocó a los delegados presentes a cerrar filas para fortalecer la figura presidencial como un factor indispensable para la gobernabilidad en el país, subrayando que a través de las casi 50 delegaciones federales debe ponerse en marcha un trabajo ejemplar que incluya los programas y estrategias que puedan reconstruir la base de las instituciones ante la posible intromisión de otros poderes.