Dan prisión preventiva al presunto asesino de sacerdotes de Veracruz

Dan prisión preventiva al presunto asesino de sacerdotes de Veracruz

Excelsior

CDMX.- Derivado de la audiencia celebrada en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, un juez de Control calificó de legal la detención y ordenó la prisión preventiva de dos individuos que robaron a una pareja un vehículo en la delegación Azcapotzalco.

Los sacerdotes fueron asesinados el 19 de septiembre.

La Procuraduría General de Justicia capitalina explicó que los sujetos fueron vinculados a proceso por el delito de robo agravado calificado; además, se les impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa y dos meses para la investigación complementaria.

Trabajos de gabinete e inteligencia efectuados por la Policía de Investigación (PDI), para conocer los antecedentes de los imputados cuando fueron presentados ante el agente del Ministerio Público, permitieron detectar que uno de ellos tenía una orden de aprehensión en su contra.

Esa orden está relacionada con una carpeta administrativa relativa al proceso penal iniciado por el delito de secuestro agravado de dos sacerdotes, privados de su libertad y asesinados en Poza Rica, Veracruz.

El agresor de los religiosos y su cómplice fueron asegurados el pasado jueves luego de amagar de manera violenta a una pareja y desapoderarla de su automóvil en la delegación Azcapotzalco.

Los procesados fueron identificados como Luis Alberto “MC” de 33 años y Carlos Alberto “LZ” de 20 años, quienes fueron formalmente asegurados y puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Robo de Vehículo y Transporte en la Ciudad de México.

Los sacerdotes fueron asesinados en Poza Rica, Veracruz, el pasado 19 de septiembre, hecho en el cual las investigaciones de la Fiscalía General de aquel estado, apuntaron que los responsables del crimen se encontraban asociados al robo de tiendas de conveniencia.

Las personas que ya están identificadas en el caso, se encuentran relacionadas con cosas que tienen que ver con el robo de las tiendas de autoservicio, específicamente Oxxo, aunque suene como comercial, pero lo tenemos perfectamente identificado”, dijo en aquella ocasión el fiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo.