Cuida tus riñones evitando estos 3 hábitos

Cuida tus riñones evitando estos 3 hábitos

Redacción

Los riñones constituyen, junto con el hígado, el sistema principal de detoxificación del cuerpo humano. Esto quiere decir que eliminan todas las sustancias tóxicas que se generan a diario en el organismo de forma normal debido al metabolismo en cada una de las células que lo conforman.

Mientras el hígado se encarga de “empaquetar” esas sustancias para su eliminación, los riñones actúan al filtrar la sangre y permitir que esas sustancias tóxicas sean eliminadas por medio de la orina. Sin embargo, los riñones no solo cumplen funciones de filtración y eliminación de desechos, también participan en la síntesis de ciertas hormonas, y regulan, entre otras cosas, la concentración de sales en el cuerpo humano. 

Por ello, mantenerlos saludables es indispensable para su correcto funcionamiento. Lamentablemente, estos órganos son de los que más se exponen a las condiciones adversas que se pudieran manifestar, por lo que son susceptibles a enfermar y comenzar a fallar. 

De todas las enfermedades que afectan a estos órganos, la insuficiencia renal se ha posicionado como la de mayor prevalencia en la población, no solo adulta, sino también en la juvenil ¿Cómo es posible que suceda esto? Mucho tiene que ver con nuestro estilo de vida, siendo tres las principales causas que ocasionan que estos órganos se vayan deteriorando con el paso del tiempo, y a continuación te las exponemos.

Beber poca agua.

Al ser los órganos que cumplen la función de filtración, es lógico pensar que la falta de agua afecte su función normal. Con el paso del tiempo, el flujo renal va descendiendo y la acumulación de toxinas va aumentando, lo cual puede llegar a ser fatal. 

Por otra parte, una ingesta de agua deficiente puede conducir a la formación de cálculos renales (piedras en los riñones), debido a la acumulación de sales y minerales dentro de los riñones.

Retener la orina.

El retener demasiado tiempo la orina puede ser perjudicial para estos órganos, aumentando el estrés dentro de las nefronas (la unidad funcional del riñón). Con el paso del tiempo, puede provocar complicaciones en las vías urinarias.

Retener mucho tiempo la orina también aumenta la posibilidad de contraer una infección en las vías urinarias, y por ende, afectar a los riñones, esto debido a que las bacterias que se encuentran presentes en la orina, pueden formar colonias que se depositen en las cavidades de las vías. 

No hacer actividad física.

El llevar un estilo de vida sedentaria aumenta la posibilidad de aparición de muchas enfermedades, y no solo afecta a los riñones. Con la actividad física, se estimula la función renal, pues se producen muchas sustancias que se requieren eliminar, por ejemplo, la creatinina y la urea.

Otros hábitos que también afectan a tus riñones, es el consumo de bebidas carbonatadas, llevar una alimentación rica en grasas, consumo de alcohol… etc.

Con información de Enséñame de Ciencia