Crecen manifestaciones en EU pese a las amenazas de Trump

Crecen manifestaciones en EU pese a las amenazas de Trump

Redacción

Las manifestaciones que claman justicia para el afroamericano George Floyd, el fin del racismo y de la brutalidad policial se han expandido ya a 140 ciudades de los Estados Unidos, pese a las amenazas del presidente Donald Trump de dispersar a militares armados para combatir a las multitudes.

A pesar de que las imágenes de disturbios, saqueos y enfrentamientos con las policías locales han sido las imágenes que le han dado cara a las protestas, la realidad es que la mayoría de las acciones se han hecho de manera pacífica repletas de encuentros solidarios en un país azotado por una pandemia y la peor crisis económica en casi un siglo.

Además de los manifestantes, la respuesta y actitud de Trump no pone muy tranquilos a sus opositores políticos, líderes religiosos o incluso, a comandantes militares retirados.

El ex jefe del estado mayor, general Martin Dempsey, envió un tuit afirmando que “América no es un campo de batalla. Nuestros conciudadanos no son el enemigo”. El general retirado Tony Thomas, ex jefe del Comando de Operaciones Especiales, también criticó la orden de Trump, cuestionando su retórica sobre represión afirmando “no es lo que América necesita escuchar… nunca, al menos de que seamos invadidos por un adversario o suframos un fracaso constitucional, o sea, una guerra civil”.

El arzobispo católico de Washington, Wilton Gregory, deploró la visita de Trump a la Capilla Nacional de San Juan Pablo II para tomarse una fotografía con una biblia. “Viola nuestros principios religiosos” y en referencia al acto, recordó que el papa Juan Pablo II “no hubiera condonado el uso de gas lacrimógeno y otros disuasivos para silenciar, dispersar o intimidar” a manifestantes “para lograr una foto para el presidente”.

En estas manifestaciones se han detenido a periodistas, activistas e incluso personalidades del medio artístico y de la escena musical, quienes se han solidarizado con la causa.

Estados Unidos está atravesando por el octavo día consecutivo de la protesta que cada día va creciendo más y más, incluso en otras partes del mundo.

Con información de La Jornada