Crece la inseguridad

Crece la inseguridad

Juan Camilo Mesa Jaramillo

Aguascalientes, Ags.- Gran parte del 2020 y los inicios del 2021 han sido complicados en materia económica; y cuando las crisis se alargan, casi siempre se traducen en un crecimiento de la inseguridad.

Según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) de INEGI, que cada tres meses mide la percepción de la población en cuanto a temas de seguridad, nos presenta un panorama no muy alentador para casi todo el país.

Este estudio midió 70 ciudades entre las cuales, por supuesto se encuentra Aguascalientes, quien se destaca como una de las 10 ciudades con mejores resultados.

Nuestro Aguascalientes cerró en diciembre del 2020 con un 48.2% de personas que consideran a la ciudad insegura, contra el 68% de promedio a nivel nacional.

“Las ciudades con mejores resultados fueron San Pedro Garza García N.L., Los Cabos BCS, y Mérida Yucatán, ciudades donde sólo uno o dos de cada diez perciben un ambiente urbano inseguro; a diferencia de Fresnillo Zacatecas, Ecatepec EDOMEX, y Coatzacoalcos Veracruz, en ellas, nueve de cada diez de sus habitantes se sienten inseguros”.

Los lugares en donde los ciudadanos perciben una mayor inseguridad son los cajeros automáticos que están en las calles, los propios bancos, el transporte público, las calles, los parques y los mercados.

Para nuestro Aguascalientes, los espacios más inseguros son los cajeros (70%), bancos (61%), y transporte público (43%).

Lo más triste de la situación es que un 62% de los habitantes de Aguascalientes consideran que la inseguridad se mantendrá o aumentará en los siguientes meses.

“Un tercio de los hogares en Aguascalientes fueron víctimas por delitos que se reportaron de la siguiente manera: robos a casa habitación 26%; robo parcial de vehículo 15.7%; extorsión 13%, y robo o asalto de algún integrante del hogar en la calle o en el transporte público el 7%”.

En cuanto a los diferentes tipos de problemas que señalan los ciudadanos de Aguascalientes en el ENSU, están: Baches (78%), delincuencia (48%), alumbrado público (36%).

Como sociedad tenemos la obligación de coadyuvar en el trabajo para recuperar la economía de nuestro estado y así buscar mejorar las condiciones de desigualdad que se han incrementado en el último año. Dentro de nuestras posibilidades, debemos siempre consumir los productos locales, tratar de invertir en nuevos negocios buscando generar fuentes de empleo. Aunque muchos dicen que es momento de ser cautos con nuestro dinero, particularmente considero que es momento de reinventarnos, analizar, y abrir nuevos negocios que han tenido un buen desarrollo en la pandemia (productos de limpieza, servicios a domicilio, entretenimiento de adultos mayores, digitalización, deporte en el hogar, redes de ventas en línea, entre otros).

También es momento de presionar a nuestras autoridades a fin de que se destinen recursos para la generación de nueves empresas y para el sostenimiento de las que se encuentran en procesos complejos por falta de liquidez.

Este es el momento de ayudarnos, de sumar, de ser inteligentes, pero sobretodo, de ser solidarios.

Siempre habrá alguien en una situación más precaria y compleja que la nuestra, por lo que ayudar y ser compasivos es la mejor medida que podemos tomar para salir pronto de esta situación.