Crean rueda de bicicleta que ayuda a pedalear mucho más fácil

Crean rueda de bicicleta que ayuda a pedalear mucho más fácil

Redacción

Se llama SuperWheel y ha sido creada por una startup irlandesa que ha patentado este curioso invento. No es un motor eléctrico acoplado a una rueda, ni siquiera necesita batería, es un una rueda con un diseño distinto que se basa en la tecnología que la empresa ha desarrollado desde 2013. Se denomina WTEC (Weight to Energy Conversion Technology), Tecnología de conversión de peso (masa) en energía. La idea es hacer de la SuperWheel una alternativa a las bicicletas tradicionales y las eléctricas, sin que el usuario tenga que preocuparse de la autonomía o la recarga de las baterías.

La rueda que convierte el peso en energía se puede instalar en cualquier bicicleta sin ninguna transformación. Al prescindir de los elementos eléctricos y electrónicos adicionales que monta una bicicleta eléctrica, su peso es mucho más liviano, su mantenimiento mínimo y su precio más asequible, además de no generar residuos que exijan un reciclado específico al final de su vida útil, como ocurre con las baterías o los motores eléctricos.

Aprovechar al máximo las leyes de la física es lo que ha llevado a los más curiosos y revolucionarios inventos. Según sus creadores, con el sistema WTECT que incorpora la SuperWheel, la rueda aprovecha el peso del ciclista y lo convierte en energía de propulsión, lo que mejora en más del 30% la eficiencia de su original rueda en comparación con una rueda clásica. Hay dos componentes que son la clave de la SuperWheel, el mecanismo de resorte externo y el accionamiento interno. La rueda aprovecha el movimiento vertical que produce el peso del propio ciclista y lo convierte en movimiento de avance. La explicación es que el peso comprime los muelles situados en la parte superior de la rueda a la vez que descomprime los de la parte inferior. A medida que la rueda avanza esa energía se libera y se convierte en fuerza de propulsión.

Los responsables de la marca aseguran que el mayor rendimiento se obtiene en carretera y superficies duras ya que en recorridos off-road el nivel de asistencia disminuye. El precio de la SuperWheel es de 475 euros y a la hora de hacer el pedido el cliente debe indicar su peso, además del tamaño de la rueda y el número de velocidades de su bicicleta. El único concepto que tiene un sobreprecio de 10 euros es el caso en el que nuestro cambio tenga nueve marchas. Si fuese necesario compartir la bicicleta con otra persona con una acusada diferencia de peso, se puede adquirir un juego de muelles ajustados a esa otra persona que se pueden cambiar en pocos minutos con la ayuda de una llave inglesa.