Consejos para que tu perro deje de pedirte tu comida

Consejos para que tu perro deje de pedirte tu comida

Redacción

Todas aquellas personas que tienen perro saben lo que pasa durante las comidas y cenas. La mayoría de los canes se acercan a la mesa a suplicar que se les dé un poco de nuestra comida. ¡Incluso cuando ellos acaban de comer! Muchas veces caemos en la trampa de que nos afecte su carita de pena y acabamos dándole un poquito de nuestro almuerzo pero es un gran error. Este gesto solo hará que este insoportable comportamiento perdure.

Tener al perro a tus pies llorando para que le des comida es un hábito bastante molesto pero no podemos culparle ya que es algo instintivo y va dentro del carácter de los canes. No obstante, es cierto que con educación y entrenamiento podemos reducir este comportamiento a pesar de que en ocasiones puntuales pueda darse.

Hay algunos dueños que no consideran preocupante ni molesto que su perro lo haga. Sin embargo, tenemos que pensar que aunque a nosotros nos dé igual, a los demás puede resultarles incómodo. Como sus responsables, debemos ser también quienes les eduquemos porque recuerda que un perro educado será un perro feliz y hará felices a los de alrededor.

Los peludos son expertos en llorar o incluso tocarnos con su patita para pedirnos comida… ¡Te engaña y lo sabe! Y al final caemos y acabamos dándole un trozo pero… ¿Sabías que hay alimentos tóxicos para ellos en nuestra dieta diaria? Si tienes un perro pesado tendrás que educarle y avisar a los demás habitantes de la casa para que no le den nada de comer que no sea su pienso. Sobre todo a los niños, quienes se convierten en sus queridos cómplices.

Lo más efectivo sería adiestrar a tu mascota desde cachorro para que no moleste mientras estás cocinando o comiendo. Asimismo, hay perros que adquieren este hábito a los pocos años de vida y otros que lo tienen ya de adultos y no ha sido corregido.

Si quieres saber cómo evitar que tu perro se comporte como si nunca le hubieras alimentado, a continuación te dejamos 15 consejos que te ayudarán a reducir su ansiedad por devorar tu plato.  

El perro, fuera de la mesa: Si tu perro se apoya en la mesa tendrás que quitarlo de allí. Simplemente empújalo tranquilamente con tus brazos y no le prestes más atención de la necesaria. Irá entendiendo que no puede estar ahí. 

Refuerza la norma con tu voz: Refuerza la norma con un “no” directo y tajante para hacer más efectivo el mensaje.

Cierra la puerta: Si lo anterior no funciona, saca al perro de la habitación donde estés y cierra la puerta. También puedes optar por poner una barrera como las de los bebés para que no llegue a la mesa. 

Dale la comida antes: Una buena opción si tu peludo quiere robarte tu almuerzo es que le des a él su comida antes. De esta forma no tendrá interés en lo que tú comes. También puedes darle su comida después. 

Enséñale cuál es su comida: ¿Estás comiendo y tu can está siendo pesado? Coge su comedero y enséñale su pienso. Hazlo hasta que entienda que tu comida no le pertenece.

Entretener al peludo si pide comida: Si tienes una cena y el perro no para de molestar, siempre puedes darle algún juguete para que esté entretenido. El perro acabará pidiéndote el juguete en lugar de comida.

No le prestes más atención de la necesaria: Si mientras estáis comiendo tu peludo comienza a darte con su pata o a llamar la atención no le prestes más atención de la necesaria. Simplemente que le quede claro que “no” es “no”.

Instrucciones a los invitados: Explícale a todos los invitados que tienen terminantemente prohibido darle cualquier tipo de alimento al perro en la mesa. 

No uses la violencia: Nunca pegues o grites a tu peludo si está pidiendo comida porque recuerda que es un comportamiento natural en él y no es nada malo. ¡Edúcale!

Educar desde cachorros: Desde Muy Mascotas te recomendamos educar desde cachorro. Lo primero de todo: las órdenes básicas y no molestar durante las comidas.

Ten paciencia con los perros adultos: Evitar este comportamiento en perros adultos es más complicado porque lo tienen más adherido pero con paciencia poco a poco puedes cambiarlo. ¡Sigue nuestros consejos y premia a tu mascota cuando lo haga bien!

Prohibido darle comida para humanos: ¡Sé fuerte! No le malacostumbres. No le des a tu perro alimentos para humanos porque además de ser peligroso estarás educándole mal.

Respeta sus horarios de comida: Los animales son muy rutinarios y si respetas sus horarios para comer posiblemente será más fácil evitar que te pida comida cuando no le toca.

Mi perro roba comida de la mesa: Si tu perro roba comida de la mesa tendrás que reforzar la supervisión y corregir ese comportamiento. Nunca le castigues, desde Muy Mascotas recomendamos educar con premios, potenciar lo bueno y reeducar los malos hábitos. 

La clave: perseverancia: La perseverancia es la única forma de educar a un animal y más cuando lo que estamos queriendo modificar es un comportamiento natural en él. 

Con información de Muy Interesante