Congreso de Ags cierra periodo ordinario de controvertidas decisiones

Congreso de Ags cierra periodo ordinario de controvertidas decisiones

Gilberto Valadez

 

Aguascalientes, Ags.- El Congreso de Estado finaliza este domingo su tercer periodo ordinario de sesiones con menos enfrentamientos entre legisladores, pero con decisiones que generaron diversas polémicas.

Elecciones para cargos de organismos autónomos que fueron salpicadas con intereses partidistas y el visto bueno a las polémicas cuentas públicas de Carlos Lozano y Antonio Martín del Campo, caracterizaron estos últimos meses en la LXIII Legislatura del Estado.

Contrastando con el cierre del segundo periodo, que cerró en julio último, cuando los 13 diputados de oposición de plano abandonaron el salón de sesiones protestando contra el mayoriteo panista; el actual lapso cierra con aparentes buenos términos entre los legisladores.

Sin embargo, las decisiones tomadas en este último lapso que inició a mediados de septiembre han suscitado varios cuestionamientos.

Uno de los más latentes fue la votación para el nuevo titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, recayendo por mayoría en Asunción Gutiérrez Padilla; pero que desde semanas atrás ya se manejaba en los pasillos del Congreso como quien sería favorecido.

Gutiérrez Padilla había sido beneficiado meses atrás por una notaría que le entregó el entonces gobernador priista Carlos Lozano, pero para este nuevo puesto ha sido objeto de dudas entre colectivos y agrupaciones a favor de derechos humanos, quienes pusieron en duda la falta de experiencia del nuevo Ombudsman en el tema.

Algunos como Marco Antonio García Robles, presidente de la Fundación VIHDHA, calificaron el proceso de “viciado”, añadiendo que nunca se comprobó si Gutiérrez presentó a tiempo los requisitos.

Otra decisión cuestionada fue la elección de los tres nuevos consejeros del Instituto de Transparencia del Estado de Aguascalientes. En la sesión del pasado 30 de noviembre fueron elegidos Marco Tachiquín Rubalcava, Blanca Macías de la Cruz y Rubén Díaz López, todos ellos con vínculos partidistas. Los dos primeros con el PAN y el último con el PRI.

En todos estos casos, hubo votación mayoritaria del Congreso. No sólo de legisladores del Partido Acción Nacional.

Otro punto avalado en el tercer periodo ordinario de sesiones en la LXIII Legislatura fueron las cuentas públicas de las pasadas administraciones tanto estatal como municipal.

A inicios de noviembre último, se reveló que el anterior gobierno encabezado por el priista Carlos Lozano de la Torre había heredado supuestas anomalías financieras por más de 290 millones de pesos, correspondientes a su último año de gestión. En contraparte, el gobierno municipal capitalino que hasta hace un año dirigió el panista Antonio Martín del Campo, los faltantes eran de 161 millones de pesos.

Pero a la hora de analizar, el pleno del Congreso dio por revisadas las cuentas públicas de Lozano y Martín del Campo, dejando la responsabilidad de posibles sanciones a las contralorías internas.

La Legislatura de Aguascalientes entra ahora en un año clave, donde todos los legisladores tendrán la facultad legal de reelegirse. Algunos ya se descartaron como el panista Jaime González, mientras otras como la priista Elsa Amabel Landín ha reconocido su interés de participar en la elección federal del 2018 y pelear por un sitio en el Senado.

El Congreso del Estado cerrará su tercer periodo este domingo 31.