Comprar carros en la era del COVID

Comprar carros en la era del COVID

La crisis generada por el Coronavirus, afectó a prácticamente toda la economía, en especial a los sectores de intercambio de bienes y servicios que tradicionalmente adquieren su éxito de las interacciones personales.

La industria automotriz fue uno de los sectores más afectados, puesto que las compras de los carros suelen realizarse de manera presencial. Varios clientes suelen afirmar que la decisión de comprar un carro debe tomarse después de ver el vehículo y sentirse muy a gusto con él. 

México, que había registrado un total de 263.684 unidades vendidas en 2019, tuvo una estrepitosa caída luego de que comenzara la crisis, ya que marzo de 2020 obtuvo una caída de casi 40% y abril más de 98%. 

Esta nueva realidad despertó iniciativas innovadoras en el sector que se avocó al comercio electrónico para generar nuevas páginas para comprar carros y mantener el negocio en funcionamiento a través de concesionarios virtuales. 

El Procedimiento

El procedimiento es relativamente sencillo: la persona entra a la página para comprar carros o concesionario virtual, selecciona el vehículo de su preferencia entre una gama de características y colores; y presiona el botón de reserva. Luego un asesor de venta de carros se pondrá en contacto con el comprador, le indicará los detalles de pago y la fecha en la que se le entregará su auto nuevo.

Pioneros

Chevrolet fue pionero en la reinvención de este mercado, cuando el 4 de abril lanzó su plataforma digital “Chevy live Store” a través de la cual ya presentaron su primer auto de forma totalmente online, el Chevrolet Onix Turbo.

Los expertos aseguran que estos concesionarios virtuales son muchos más completos que las páginas para comprar carros, afirman que son “show rooms” más parecidos a la realidad aumentada en los que incluso se han hecho presentaciones en vivo a través de videos de WhatsApp.

Por su parte, los encargados de la marca sueca, Volvo, convencidos de que la esencia de su mercado es la experiencia misma de estar a bordo de uno de sus automóviles, por lo que están ofreciendo una alternativa, además de ofrecer su propia página para comprar carros, que va acorde con las medidas de cuarentena. 

Con Volvo, los clientes tienen la posibilidad de hacer una cita para probar el carro a través de un agente comercial. El modelo llega a tu hogar previamente desinfectado para que lo pruebes y lo conozcas en detalle.